Política

"Urge detener posible labor castrense en fuero común"

mayo 12, 2017

Orizaba, Ver.- Si el Congreso de la Unión aprueba las iniciativas en materia de seguridad interna, la militarización de las calles en el país obtendría el estatuto de legalidad e incluso se corre el riesgo de que elementos de las fuerzas armadas puedan participar en detenciones del fuero común o civil, según advierte la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos

De acuerdo a un comunicado de este organismo "es urgente que se detengan, en el Congreso de la Unión, las iniciativas sobre seguridad interior", sino se hace advierte esta organización no gubernamental se corre el riesgo de que las fuerzas armada, excedan sus participaciones en detenciones del fuero civil.

La postura de este organismo, disponible en su página web: http://cmdpdh.org deja en claro que si no se detiene el avance de las iniciativas legislativas, la sociedad mexicana estará en medio de la militarización legalizada, "de no hacerlo, el Congreso mexicano habrá creado una jurisdicción que legaliza una situación que (desde) hace una década representa uno de los principales riesgos a la seguridad ciudadana en el país: la presencia de las Fuerzas Armadas en el fuero civil".

El mismo análisis señala que "la discusión de esas iniciativas en el Congreso de la Unión es de suma importancia porque, tal como lo ha dicho el propio General Secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, haber sacado a soldados y marinos de los cuarteles para combatir al crimen organizado ha colocado a ambos institutos armados en una condición de fragilidad frente un régimen de derechos humanos, como al que aspira la Constitución General de la República".

Este organismo civil igual coincide con el secretario de la Defensa Nacional, "porque como él lo expresó, ni el Ejército ni la Marina están capacitados para atender un problema que corresponde a las instituciones encargadas de hacer cumplir la ley en el fuero civil; porque en este fuero, los objetivos son otros, pero sobre todo, porque las reglas son otras. En ese sentido, su llamada de atención puede parafrasearse del siguiente modo: o nos devuelven a los cuarteles, o nos cambian las reglas".