Política

A ex duartistas se les agotan los recursos para evitar detenciones

mayo 12, 2017

El largo camino de judicialización, a la que han llevado los ex funcionarios duartistas las investigaciones en su contra por hechos de corrupción, comienza a llegar a su fin, pues los recursos legales para impedir las detenciones se les van agotando y las resoluciones de jueces y magistrados del Poder Judicial de la Federación (PJF) ahora les son adversos.

Tal es el caso del ex director del Seguro Popular, Luis Bustos Solís y del ex secretario de Trabajo y Previsión Social, Gabriel Deantes Ramos, quienes ya no tuvieron el respaldo del Tribunal Colegiado de Circuito para conservar el amparo que les permita librar cualquier orden de aprehensión por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Esta semana, fueron resueltos los recursos de revisión de amparo, a petición de la Fiscalía General, que les habían sido concedidos a ambos ex funcionarios, hecho que ha impedido, por un lado la reaprehensión de Leonel Bustos, y por otra parte la detención de Gabriel Deantes.

La resolución de los ministros que integran el Tribunal Colegiado de Circuito fue negarles la suspensión definitiva, que originalmente les había concedido un juez para evitar cualquier acción privativa de la libertad en su contra.

En el caso de Gabriel Deantes Ramos, su amparo 1339/2016 que originalmente había sido concedido por el Juzgado Primero de Distrito fue revocado y ahora se negó la suspensión definitiva, de los actos que originalmente había reclamado.

De esta forma, el ex funcionario acusado de los delitos de enriquecimiento ilícito, tráfico de influencias y abuso de autoridad, durante su paso como subsecretario de Administración y Finanzas, pudiera ser detenido, al ya no gozar de la protección de la justicia federal.

Por su parte, el ex director del Seguro Popular, Leonel Bustos Solís ya fue notificado, incluso de pasar a recoger el dinero que dejó como garantía por la tramitación de su amparo, pues de igual forma el Tribunal Colegiado de Circuito le negó de manera definitiva la suspensión de cualquier orden girada en su contra por el juzgado local de Veracruz.

El ex funcionario había conseguido un amparo contra la resolución de la juez local, que había concedido la medida precautoria de un año de prisión preventiva, con lo cual pudo salir de la cárcel.

Ahora, al ser revocado el amparo que le había sido concedido, la Fiscalía General del Estado, está en posibilidades de poder llevar a cabo su reaprehensión, y continuar con la investigación en su contra por su presunta participación en los delitos de desvío de recursos, tráfico de influencias y abuso de poder.