Política

Corredor Córdoba-Orizaba, mayor foco rojo en Veracruz por comercio ilegal de gasolina

mayo 12, 2017

Coatzacoalcos, Ver.- El secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marie confirmó que la región de Córdoba-Orizaba, colindante con el "triángulo rojo" de Puebla, es considerada el foco rojo por la operación de grupos de huachicoleros; añadió que en Veracruz se han recuperado 800 mil litros de gasolina en diferentes operativos, pero algunas tomas no son clausuradas de manera rápida por Pemex.

El funcionario se reunió con empresarios y asociaciones civiles para explicarles los nuevos esquemas de seguridad que están implantando en coordinación con el Centro de Control, Comando y Comunicaciones (C4).

Anotó que en la capital del estado se están probando los botones de pánico en las tiendas de conveniencia y eso ha logrado inhibir muchos robos, por lo que se propone un esquema similar en la región.

Téllez Marie indicó que en la mesa de seguridad se trató también el tema del robo de vehículos que es uno de los delitos que también se ha incrementado en las zonas comerciales, con lo cual se están buscando esquemas para mejorar la vigilancia.

Cuestionado sobre los problemas que han generado los grupos de huachicoleros, dedicados al robo y venta de gasolina clandestina, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) indicó que tienen ubicadas tres zonas con altos índices de robos.

Detalló que el corredor entre Córdoba y Orizaba, donde actualmente se ha presentado una serie de asesinatos, es un punto de alarma que limita con el triángulo rojo de Puebla, por donde pasan varios ramales importantes.

Jaime Téllez indicó que el área de Tierra Blanca y los municipios del sur, también están dentro de estos puntos que tienen alertas, ya que en ellos se han detectado varias tomas clandestinas que son utilizadas por los grupos de la delincuencia.

Sostuvo que de enero a abril, en Veracruz se han recuperado 800 mil litros de gasolina, la cual se pone a disposición de la Fiscalía General del Estado (FGE) y posteriormente se le entrega a Petróleos Mexicanos (Pemex), quien tarda en recuperarlos, ya que primero lleva a cabo un proceso de filtrado.

Se hace un trabajo importante para combatir este delito, aseguró, pero el tema de las tomas clandestinas queda en manos de Pemex, la cual tiene personal especializado para cerrarlas, aunque no siempre es efectivo, pues después de los aseguramientos, las bandas regresan a estos puntos.