Política

Congreso negará a ediles créditos y adelantos, advierte legisladora

abril 30, 2017

Al acercarse la recta final de las administraciones municipales, varios alcaldes están considerado solicitar autorización para la contratación de créditos o pedir adelanto de participaciones federales con el fin de dejar cubiertos los sueldos, aguinaldos y otras prestaciones de fin de año, pero la respuesta es casi probable de que será negativa, advirtió la diputada local Yazmín Copete Zapot.

Indicó que los integrantes de la Comisión de Hacienda Municipal del Congreso del estado será muy estricta en analizar y dictaminar a favor las solicitudes de crédito, que han enviado por lo menos 25 ayuntamientos.

Exhortó a los ediles a poner orden en la etapa final de sus administraciones, pues quedado claro el cambio en el gobierno, donde no serán tolerados más los desvíos de recursos.

Yazmín Copete Zapot detalló que el monto aproximado de las 25 solicitudes recibidas de parte de los ayuntamientos, es de alrededor de 500 millones de pesos.

A pesar de que reconoció que la situación económica de los ayuntamientos es difícil y están a ocho meses de concluir su periodo constitucional, en consecuencia el Congreso del estado tiene que garantizar que la deuda que puedan aprobar realmente sea para beneficio de la población.

"La Legislatura tiene que hacer valer su labor fiscalizadora y no exponer más las finanzas municipales, la mayoría de los alcaldes actualmente ya pagan altos intereses a instituciones bancarias por deudas heredadas e incrementar dicha carga sería exponer el desarrollo de los municipios", agregó.

La diputada y secretaria de la citada Comisión Dictaminadora, dijo que de entrada se revisará si los ayuntamientos han ejercido correctamente el presupuesto recibido, que los expedientes vengan bien integrados, es decir, deben incluir actas de cabildo, tablas de amortización o desglose de pagos, montos y plazos a pagar e informar cual es la situación financiera del municipio, entre otros requisitos.

De entrada se dijo sorprendida de que en la recta final de la administración, varias comunas pidan la contratación de deuda para pagar a 10 años, lo cual implica comprometer finanzas de futuras administraciones.