Política

Acordaron priístas a nivel federal bloquear proceso a Tarek Abdala

abril 28, 2017

Más allá de la existencia de un amparo otorgado por un juez federal para evitar el desafuero del diputado y ex tesorero duartista, Tarek Abdala Saad, ya existe un acuerdo tomado con funcionarios de primer nivel del gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, dirigentes del Revolucionario Institucional y los propios legisladores federales veracruzanos priístas.

Este jueves, antes de que iniciara la sesión en la Cámara de Diputados Federales, ya había confianza entre los legisladores federales del PRI, incluso del propio Tarek Abdala, quien decidió no entrar por el acceso destinado a los diputados, sino que utilizó unos pasillos subterráneos.

Y es que la tarde del miércoles se concretó un acuerdo para que no proceda el desafuero del diputado federal priísta Tarek Abdala, acusado del desvío de recursos por más de 23 mil millones de pesos en agravio del gobierno de Veracruz, de acuerdo con la carpeta de investigación de la Fiscalía General del Estado (FGE), lo cual fue confirmado por uno de los ex funcionarios duartistas y hoy legislador.

Tal vez por esto, este jueves se les pudo ver en la Cámara de Diputados con una sonrisa socarrona, pero nerviosos en su actuar, a los diputados federales priístas Alberto Silva Ramos, Jorge Carvallo Delfín, Érick Lagos Hernández, Marco Antonio Aguilar Yunes, Noemí Guzmán Lagunes y Adolfo Mota Hernández, quienes ante la pregunta sobre cuál es el destino de Tarek Abdala Saad, simplemente enmudecen, se les transforma la cara y apresuran el paso para irse.

Ninguno quiso responder abiertamente sobre este hecho, pero sí exigían conocer los nombres de los reporteros y de los medios de comunicación que les tomaban fotografías. Uno de ellos, más otro legislador federal priísta de otra entidad, confirmaron ya haber recibido línea para que el desafuero de Tarek Abdala no avance.

"¡Ahí te lo dejamos! Ya tenemos instrucción, y no va pasar nada, ya se verá hoy mismo o a más tardar el fin de semana", expresaron en una plática un diputado federal veracruzano junto con uno de Quintana Roo y agregaron: "por eso los otros cabrones andan tan seguros".

A pesar de que ya había un acuerdo de protección para Tarek Abdala y para el resto de los diputados federales que fueron funcionarios durante la administración de Javier Duarte de Ochoa, se les pudo ver muy nerviosos en su andar por la Cámara de Diputados y molestos al ser fotografiados y cuestionados.

Incluso Alberto Silva Ramos salió de su oficina a paso veloz y fingiendo hablar con su celular para no ser molestado por los medios de comunicación, para ir a recibir a un abogado penalista, que llegó este jueves a la Cámara de Diputados a visitarlo.

Jorge Carvallo y Érick Lagos caminaron por toda la explanada y no pudieron ocultar su enojo y nerviosismo al ser fotografiados por los medios de comunicación, y únicamente mostraron una sonrisa socarrona para ocultar su nerviosismo.

Noemí Guzmán llegó con un paso apresurado al Pleno de la Cámara de Diputados, mientras que Marco Antonio Aguilar Yunes se ocultó en medio de un grupo de varios diputados y diputadas que coincidían en su entrada a la sala de sesiones.

Un solitario Adolfo Mota Hernández fue visto llegar al Congreso de la Unión para dirigirse a su oficina, y ahí esperar el inicio de la sesión, entrando por la puerta destinada a los diputados, igualmente sin querer hacer declaración alguna.