Política

Piden investigar a líderes sindicales cómplices del robo al IPE y "pensiones estratosféricas"

abril 28, 2017

Orizaba, Ver.- Los desvíos e irregularidades financieras en el Instituto de Pensiones del Estado (IPE) también alcanzan a todos los representantes sindicales que integran el Consejo Directivo de ese organismo y al diputado federal Adolfo Mota Hernández. Su responsabilidad va desde la autorización de pensiones "estratosféricas" hasta la aprobación para el uso de la reserva técnica, iniciada en el fidelismo e intensificada en el duartismo; la Fiscalía General del Estado (FGE), revela Jesús Arenzano ya citó a declarar a unos, pero al legislador aún no.

El problema económico en el que se encuentra el IPE no es menor, reclama, son miles de millones de pesos que deben ser reintegrados a sus cuentas, porque al final es dinero de los mismos pensionados y de nadie más. "Lo que pasó es que de forma deliberada los integrantes del Consejo Directivo, no midieron el alcance del daño que se ocasionaría con todo ese saqueo tan enorme que se dio", subraya.

De hecho, los representantes de los pensionados del estado, en su momento interpusieron una denuncia en contra de los integrantes del Consejo Directivo, "porque en ellos recae toda la responsabilidad en el manejo de los recursos económicos del Instituto". Por ejemplo en el caso de los préstamos que el IPE hizo a la administración de Fidel Herrera, quienes integran el Consejo Directivo son los únicos responsables de aprobarlos. Aquí lo que vale preguntar cuáles fueron los argumentos legales con los que se aprobaron esos préstamos".

Los dirigentes sindicales que integran el Consejo Directivo, "siempre estuvieron haciendo lo que el gobernador en turno les decía. Nunca se atrevieron a decir no y a denunciar, ahora son ellos los que piden que se investigue. Están llenos de cinismo, sus actitudes son vergonzosas. Sabemos que la Fiscalía ya los citó a declarar para que fijen su postura en torno a los hechos con los que quebraron al IPE".

Pero ahora tras la detención de Javier Duarte así como de sus ex funcionarios, lo que piden es que se reintegre ese dinero que fue dispuesto de manera indebida. Ahora que la Procuraduría General de la República (PGR) ya incautó los bienes, debe iniciarse el reintegro del dinero a donde corresponde.

En este sentido, dijo, "lo que los pensionados planteamos es que se debe restituir los fondos de reserva del Instituto de Pensiones que ascienden a 7 mil millones de pesos, los cuales fueron saqueados por la administración de Fidel Herrera y Javier Duarte. Ese dinero debe ser reintegrado, ahí están las propiedades que se incautaron y por eso decimos que es prioritario que se devuelva los fondos de reserva del IPE.

"Ese dinero –explica– pertenece a los trabajadores del estado, porque corresponde a las aportaciones que se han hecho a lo largo de la vida laboral. Es dinero para asegurar el retiro; lo que hicieron fue un robo y ahora que se reintegra parte de ello lo que pedimos es que se pague a los mismos trabajadores del estado".