Política

No es la solución pagar deuda de Duarte con dinero de 2017: alcalde

abril 16, 2017

Orizaba, Ver.- El Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) y el Congreso del Estado autorizaron a los alcaldes disponer del presupuesto de 2017 para cubrir adeudos que contrajeron en el 2016 y que, por "el desvío de dinero que hizo Javier Duarte", no se les entregó. El movimiento en nada ayuda a las actuales administraciones estatales, "porque lo único que estamos haciendo es tapar un hoyo destapando otro", señala el presidente municipal de Atzacan, Roberto Romero.

Se agradece la disposición que se tuvo, "pero lo que todos los alcaldes del estado queremos es que nos regresen el dinero que Javier Duarte se llevó. Ésa sería la solución a nuestros problemas financieros. La medida de utilizar el dinero de este año es buena, pero a la vez detiene el plan de obra que se había proyectado".

Con ello, dijo, "los alcaldes tenemos que reacomodar y reajustar nuestro plan de trabajo en el último año de nuestra administración. Hay que sentarnos de nuevo y ver las prioridades. Eso sin duda nos va afectar mucho, pero los más perjudicados son los habitantes de cada uno de los municipios, porque ahora se van a tener que cancelar obras que ya estaban programadas para este año".

En su momento el gobernador Miguel Ángel Yunes ofreció "pagar el dinero que nos retuvieron, pero la actual titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), Clementina Guerrero, ni siquiera nos ha recibido, tuvimos un ofrecimiento de reunirnos con ella, hace un mes en promedio, pero siempre nos canceló las reuniones. Hasta este momento no tuvimos acercamiento".

Ahora la propuesta que nos hacen, insiste, "es buena. Nos va a ayudar a pagar los pasivos que arrastramos desde el año pasado, pero a la vez nos va a detener los planes de obra que teníamos". La medida es en todo el estado. Por ejemplo el alcalde de Orizaba, Juan Manuel Diez, igual dio a conocer que en los últimos meses de su administración, se va a reajustar el programa de obra de este año, "y depende de que nos entreguen el dinero que nos corresponde".

En esta ciudad, la malversación de fondos económicos no impactó de forma tan severa, "por la forma de administrar los recursos. No paramos los planes de obra, hicimos con recursos propios. Ahora veamos qué viene para este año", según revela.

En Zongolica, su alcalde, Ricardo Macuixtle, asume el mismo papel. Confirma que su administración utilizará recursos del 2017 para pagar los adeudos del año pasado "y eso nos obliga a que tengamos que reajustar todos los planes de obra que teníamos para este año. Habrá que revisar nuestros programas y ver qué es lo que tenemos que reajustar para entonces poder sacar cuentas y con eso trabajar en los meses que le quedan a la actual administración".

La medida, coinciden, "nos ayuda pero a la vez nos perjudica porque con dinero fresco pagamos adeudos atrasados. Esa situación no fue provocada por los alcaldes del estado, sino del mal manejo que se hizo".