Política

La deuda total del estado con Issste se conocerá en 15 días tras análisis

abril 06, 2017

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) revisa las cuentas con el Área Administrativa Delegacional de Veracruz para conocer a cuánto asciende la deuda que dejó la ex administración estatal del entonces gobernador Javier Duarte de Ochoa, informó el director de delegaciones de la dependencia, Alfredo Reyes Arreola.

Refirió que el director de Finanzas del Issste, Rubén Noé Rodríguez en coordinación con él área Administrativa Delegacional revisan las cuentas para conocer a cuánto asciende el pasivo.

Anunció que en un promedio de 10 a 15 días, el Issste podrá tener la cifra de la deuda del gobierno del estado.

"Estamos haciendo una revisión de las cuentas. Me informaba el subdelegado administrativo que en breve tendremos las cifras exactas, son variadas, son seguros y más. En un semana estará aquí nuestro director administrativo para ver las cuentas", expuso.

El funcionario explicó que el Issste tiene una nómina centralizada que se opera en la Ciudad de México, pero en el caso de los estados de la República, las nóminas están a cargo de los gobiernos estatales como un depositario de aspecto administrativo y son estas autoridades los responsables de hacer los descuentos a los trabajadores.

Estos descuentos a la nómina de los trabajadores, la ex administración estatal debió integrarlos de manera entera a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y este organismo entrega al Issste lo que le corresponde en prestaciones.

"Sí hay deuda, no tengo los datos, porque año con año los revisamos. En el trayecto del puerto de Veracruz a aquí platicamos que en una semana vendrá el subdirector administrativo para revisar las minucias", explicó, Reyes Arreola.

Refirió que Veracruz sí adeuda a la dependencia al igual que otras entidades federativas, por lo que se lleva a cabo una "dinámica" para acordar los pagos a cargo de los gobiernos estatales.

Reyes Arreola recordó que hace siete años el organismo sí echó mano de las participaciones federales que les envían a los gobiernos del estado, para poder cobrar la deuda que tenían con estos.

Sin embargo, confió en el diálogo constructivo y de soluciones para que el Issste y el gobierno de Veracruz puedan convenir los pagos.