Política

Familiares confían que gobernador cumpla acuerdo y hallen a víctimas

marzo 23, 2017

Veracruz, Ver.- Durante más de tres horas, madres de diversos colectivos de búsqueda de personas desaparecidas del estado de Veracruz interpelaron al gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares y se evidenciaron promesas no cumplidas.

Cada una, se enfocó en un punto específico e incomodaron al gobernador de Veracruz, quien trataba de mirarlas fijamente mientras hablaban, tomaba notas, asentía, se pasaba la mano por el rostro, el cabello y endurecía la mirada a retos; en otros momentos, parecía cansado.

Una mujer tomó la palabra cuando la reunión se hallaba bastante avanzada, sin uso de micrófono interrumpió el monólogo del gobernador y le dijo: "yo le tenía fe, pensé que habría un cambio para Veracruz, ahora le he perdido la fe". Yunes Linares guardó silencio unos segundos. Después le pidió perdón.

Ella argumentó haber intentado buscarlo a través de su secretaria particular en varias ocasiones, para plantearle su caso, sin embargo, en todas las ocasiones se lo negaron; en la última le dijeron que él no podía recibirla.

El principal señalado en los reclamos fue el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE) Jorge Winckler Ortiz, sin embargo, el mandatario en las dos ocasiones que tuvo para defenderlo, habló a favor de su actuación en el organismo.

Aracely Salcedo de Familias de Desaparecidos de Xalapa y Córdoba aseguró que debe eliminarse el pretexto de la administración duartista y comenzar a trabajar para dar resultados.

Expresó que derivado de todos los problemas, resulta urgente la creación de una comisión ciudadana de personas desaparecidas en el estado de Veracruz que buscan esté presidida por Alejandro Solalinde.

"Que se gestione recurso que nos hacen falta para adquirir equipo especializado para la búsqueda de cuerpos sepultados, para la búsqueda en vida y para la búsqueda de fosas clandestinas", expresó.

Afirmó que el mayor reto será lograr los medios para obtener presupuesto para continuar con las búsquedas e incluso adquirir reactivos para que se logren hacer las muestras de ADN.

"Lograr nuestro máximo anhelo, encontrar a nuestros familiares desaparecidos a los muertos se le tiene que dejar ir pero desaparecidos se les tiene que hacer volver", afirmó.

No podría asumir responsabilidad de comisión: Solalinde

Al hacer uso de la voz, el padre Alejandro Solalinde expresó que no le sería posible presidir un órgano ciudadano que se dedique a hallar personas desparecidas debido a sus actividades como misionero, sin embargo, hará todo lo posible para obtener los recursos necesarios para que se puedan comprar los reactivos necesarios y hacer la identificación de cuerpos.

Fue Basilia Bonastre del Colectivo Solecito de Cardel la que puso en jaque al gobernador. Enlistó cada promesa de campaña que Yunes Linares hizo con las asociaciones de personas desaparecidas, les dio lectura y comparó con las verdaderas acciones de la administración.

El funcionario guardó silencio y anotó varias ideas en una hoja blanca, para después, cuando todas hubieron terminado sus participaciones, argumentar el porqué no se han realizado.

"Dice que la unidad especializada en desapariciones tendrá elementos humanos y materiales necesarios para garantizar un adecuado funcionamiento, cosa que tampoco", expresó.

Señaló que los funcionarios carecen de sensibilidad, ya que los casos nuevos no son atendidos. Expresó que los protocolos de búsqueda son sumamente importantes, pero no se siguen adecuadamente.

"Las primeras 24 horas son importantes y no laboran, a la gente la tratan con la planta del pie y no se vale, usted también dijo: mi gobierno se compromete a capacitar a todos los organismos del estado que participen en las tareas del combate de delito y yo creo que haya ahorita no se ha cumplido nada de eso", afirmó.

Bonastre, afirmó que la criminalización es uno de los rubros más complejos, debido a que en la mayoría de los casos, son re victimizados ante la falta de instrucción. "Dicen que todos son unos delincuentes y eso no es cierto".

Indicó que muchos de los casos de las personas que forman el colectivo tiene que ver con desaparición forzada, algunos por policías ministeriales, otros municipales, algunos más estatales e incluso en camionetas sumamente altas.

"Otra de las cosas que no se ha cumplido es crear una base de datos a nivel estatal que contenga registro de las personas que s encuentran en hospitales públicos o privados, centros de detención, servicios forenses (…) cualquier otro lugar donde se pudiera encontrar una persona cuyo paradero se desconoce (…) esto no se está realizando, como decía se buscan en fosas pero también se buscan en vida", afirmó.

Perla Damian, madre de Víctor Álvarez Damían, un chico que fue levantado junto con otros más en la colonia Formando Hogar del municipio de Veracruz, se puso de pie frente al gobernador, tomó el micrófono y le reclamó directamente por su caso.

Explicó que por temor, muchas de las madres de los jóvenes que fueron llevados ese día por policías ministeriales no continuaron con las investigaciones extra oficiales; ella sí lo hizo y logró obtener pruebas que asegura involucran a Arturo Bermúdez Zurita.

Hallan credenciales en fosas

En las fosas del puerto de Veracruz y en las de Arbolillo fueron encontradas 38 credenciales informó el gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares. A las familias de las personas a las que pertenecen esas credenciales se les llamó para que procedan a realizarse las pruebas de ADN y así agilizar la posible identificación de los restos.

Consideró que esta estrategia podría ser la más adecuada para que se tenga un resultado rápido de los muestreos. Aseguró que en la reunión que sostuvieron con Roberto Campa Cifrián, subsecretario de derechos humanos de la Secretaría de Gobernación, se pactó que será la Policía Científica la que realice análisis de ADN.