Política

Trasladan a Flavino Ríos a hospital por líos de salud

marzo 20, 2017

El ex gobernador interino y actual interno del penal de Pacho Viejo vinculado a proceso, Flavino Ríos Alvarado, fue ingresado durante la mañana de este domingo al hospital privado Los Ángeles, luego de que le fueran diagnosticados cuadros graves de un padecimiento gastrointestinal, así como de problemas de la presión arterial.

Luego de recibir la notificación de la juez de su vinculación a proceso, el pasado sábado al mediodía, Ríos Alvarado pidió ser atendido en la enfermería del reclusorio regional de Xalapa, con sede en Pacho Viejo.

Ahí se le valoró y se levantaron registros sobre sus padecimientos, así como del malestar en su salud que lo hacían sentirse con problemas generales. Conforme a los reportes, tanto de amigos, abogados y de algunos familiares, la noche del sábado Flavino Ríos nuevamente sintió el malestar, por lo que fue atendido hasta la mañana del domingo.

En la enfermería fue valorado y atendido, y debido a que él ya presentaba desde hace algunos años problemas gastrointestinales que se le complicaron con padecimientos de hipertensión, es que se autorizó su salida del penal de Pacho Viejo para ser trasladado al hospital privado Los Ángeles en la ciudad de Xalapa.

En ese lugar, ya se encontraba la familia de Ríos Alvarado, quienes acudieron a conocer su salud y poder visitarlo, además que en todo momento estuvo custodiado por personal de la Dirección General de Prevención y Readaptación Social (DGPRS), así como de policías de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

El piso donde se encontraba el ex gobernador interino de Veracruz fue prácticamente cerrado y no se permitió el ingreso salvo de abogados que acompañaron a familiares, así como elementos de seguridad o personas que visitaban a algún otro paciente y que debía identificarse plenamente.

Conforme al reporte de la SSP, la madrugada del día de hoy, por razones de salud, Flavino Ríos Alvarado fue trasladado a un hospital de la ciudad de Xalapa.

El interno solicitó al servicio médico del centro penitenciario de Pacho Viejo que se le practicara un examen del cual se desprendió que presenta hipertensión arterial con antecedente de preinfarto hace tres años, tres meses.