Economía

Buscan desaparecer a transportistas menores en pro de grandes consorcios

marzo 20, 2017

Orizaba, Ver.- Las micro empresas camioneras en el país están en riesgo. Por un lado los incrementos a precios de combustibles, refacciones automotrices, además de la disminución de las tarifas por flete y por otro el desplazamiento que grandes corporaciones, incluso internacionales, al que someten del sector son las causas de la desaparición del sector; de los 600 mil que hasta hace un lustro sobrevivían, apenas la mitad de ellos subsiste, señala David Estévez Gamboa, de la Asociación Nacional de Transportistas (Antac).

El escenario para el negocio camionero, en especial para los micro empresarios, señala, "es muy difícil. No hay trabajo sustentable y eso nos afecta de manera importante". No hay condiciones de labor aceptables y por el contrario tenemos problemas muy severos para subsistir.

Por ello, dijo, es urgente que haya intervención del gobierno federal para que se pueda mejorar las condiciones de empleo para el sector. En este sentido dijo que en esta misma semana, los dirigentes de organizaciones de camioneros se reunirán con representantes de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para analizar el desempeño de los operativos que se aplican por los problemas de pesos y dimensiones. "Nos infraccionan y nos encierran", señala.

Incluso, explica: "ante la Secretaría de Gobernación (Segob) solicitaremos subsidios de combustible y peajes además que los fletes se actualicen según sea la oferta y la demanda en el país, porque de acuerdo a las normas que rigen con pesos y dimensiones, no permiten echarle carga a las unidades".

"Entre más se carga, más se paga, porque se cobra por tonelaje y pediremos que se pague por kilometraje. Esto se hace con base en un estudio económico según la oferta y demanda del país y nos queda 50 por ciento de ganancia en los fletes. Esto lo tendrá resolver la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la Secretaría de Economía (SE) y la SCT", precisa.

Las empresas siguen pagando los fletes como el año pasado y ellos ya le subieron a sus productos, con el pretexto de que el transporte cobra más. No hay tabulador, está a la libre oferta. El pago se hace de acuerdo con el transportista. Se realizan cuentas de cuánto es el gasto para realizar el viaje y a partir de ahí se cobra.

Hoy, agrega, "los empresarios quieren seguir pagando lo mismo del año pasado y ahí entra la competencia desleal. Ellos, los inversionistas, plantean: no quieres llevarte mi viaje como te lo pago, entonces se contratan a los grandes fleteros y desechan al hombre camión, a los micro empresarios".

La tendencia, explica, "es desplazar al total de los micro camioneros, que desaparezcan para que las grandes empresas tomen el control total del flete de carga y con ello se cumplan compromisos que el gobierno federal asumió con los empresarios nacionales y extranjeros que en su momento financiaron su campaña. Esa es la realidad, mientras unos sobrevivimos en medio de problemas económicos muy severos, por el otro tenemos serios problemas de financiamientos".