Política

Iniciativa de reordenamiento de transporte estatal será un mega negocio, acusa diputado

marzo 05, 2017

La iniciativa para el reordenamiento del transporte público en Veracruz, más que traer beneficios para la población, da la impresión de que únicamente se trata de un negocio para unos cuantos dentro del gobierno estatal y para una empresa, acusó el diputado local Ernesto Cuevas Hernández.

Por esta razón dijo que en la pasada sesión extraordinaria del Congreso local se decidió no incluir el dictamen enviado por el gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, para reformar la Ley de Transporte Público del Estado de Veracruz.

Indicó que además de algunos errores e inconsistencias dentro del texto enviado por el Ejecutivo estatal, también acusó que da la impresión de que la reforma plantea hacer negocio a favor de algunas empresas, que serían las encargadas de cobrarle una renta a los transportistas por el uso del botón de pánico y del sistema de geolocalización.

"Estaba mal hecha la propuesta, además nos dimos cuenta de que una empresa se va hacer millonaria porque estaría cobrando 280 pesos al mes a cada taxista y chófer de servicio urbano por la aplicación del botón de pánico. Entonces el que sea el dueño de la empresa hará un gran negocio", añadió.

El diputado local mencionó que no se puede seguir castigando a los taxistas ni a los choferes del servicio urbano, que cada vez ven más mermadas sus ganancias con los constantes aumentos de la gasolina y ahora sumarle el pago de una renta para el funcionamiento del botón de pánico.

"También vimos que había otras inconsistencias como era las tarjetas de prepago para la compra de gasolina, porque todo parece indicar que sólo se quiere beneficiar a una empresa y no a todas las gasolineras del estado", agregó.

Si bien reconoció que el mandatario estatal puede mandar todas las iniciativas que desee y que la mayoría de los diputados locales pudieran aprobarla, estimó que al final la exhibición va ser para todo el Congreso en caso de que haya errores.

También cuestionó la aplicación del examen antidoping a los chóferes, pues dijo no estar en contra de la medida; se establece que será la Secretaría de Salud la encargada de hacer las pruebas, pero no se dota a la dependencia de los recursos para esas actividades.