Sociedad y Justicia

Por críticas del clero, se abroga la nueva carta matrimonial del estado

febrero 26, 2017

El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares abrogó la nueva carta matrimonial del estado, luego de la presión y críticas ejercidas por la Iglesia católica, que le reprochó que en dicho documento a los contrayentes se les define como personas abriendo la posibilidad a que sean dos hombres o dos mujeres, sin que en ningún momento se promuevan los valores del catolicismo.

Ante esto, el mandatario estatal abrogó su carta matrimonial del estado de Veracruz y dejar vigente la que aprobó Fidel Herrera Beltrán y que en su momento sustituyó la Epístola de Melchor Ocampo.

De esta manera, el primer paso que se habría dado para el reconocimiento de los matrimonios entre personas del mismo sexo, se retrocedió, pues se hace referencia a que esta unión es entre un hombre y una mujer.

Ahora, todas aquellas parejas formadas por un hombre y una mujer, escucharán la misma carta matrimonial en la cual se hace referencias a símbolos como el amor, la lealtad, el espíritu y otros más usados por el catolicismo.

La carta que se seguirá leyendo a los contrayentes, es la elaborada y decretada por Fidel Herrera Beltrán el pasado 28 de julio del año 2006 que dice textualmente: "Es una relación que surge del amor y se consolida en el compromiso mutuo, cuyos elementos indispensables son el respeto y la tolerancia. Unirse con este propósito tiene el significado de ser fieles y respetar la individualidad de cada uno, al compartir la vida con lealtad".

"Como la base de la familia y de la sociedad, el matrimonio ha de trascender como ejemplo de comprensión, consideración, y corresponsabilidad. Así, ustedes construirán el hogar en el que encuentren compañía y refugio, más aun cuando la adversidad imponga su presencia. Colaboren como pareja en la creación de una sociedad en la que el hombre y la mujer convivan en armonía. Sean defensores de los propios de igualdad, equidad y justicia. Recuerden que el ejercicio de los derechos sociales y culturales, económico y patrimoniales representa el principio del respeto y la relación armónica entre los seres humanos", añade en la referencia de que el matrimonio es entre un hombre y una mujer.