Política

La Faena

febrero 26, 2017

Sin ocultar que se ha convertido en un instrumento de presión política al servicio de los intereses del PAN, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) se trepó en otro asunto que involucra en este caso a un cuadro distinguido de Acción Nacional, el gobernador Miguel Ángel Yunes en el pleito que trabó con el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador en un tira-tira de acusaciones mutuas de corrupción... La Fepade que preside Santiago Nieto Castillo –de subrepticia filiación azul– informó que investiga el probable desvío de recursos públicos de parte del gobierno de Javier Duarte, por medio de funcionarios de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, a favor del presidente nacional de Morena... La intromisión de Nieto Castillo, quien ha actuado a petición de parte para ablandar a los enemigos políticos del panismo en entidades y contra actores políticos potencialmente peligrosos, se da ahora de manera circunstancial contra el morenista reviviendo un expediente que de actuar con estricto rigor, debió perseguir por oficio cuando se supo de él en la coyuntura de la reciente campaña gubernamental... Según un comunicado oficial, a partir de información que circula en medios de comunicación y en redes, la Fepade busca acreditar un hecho que constituye delito electoral y sancionar de acuerdo con el artículo 11 de la Ley General en Materia de Delitos Electorales "al servidor público que utilice de manera ilegal, fondos, bienes o servicios que tenga a su disposición por motivo de su cargo, en apoyo a un precandidato, candidato, coalición o partido político"... La decisión de revivir la eventual entrega de dinero duartista a la campaña morenista como parte de la serie de filtraciones que sucedieron en el contexto de la reciente elección gubernamental debió realizarse de manera inmediata por lo que ahora, justo en la cresta del pleito Yunes-AMLO, resulta más que sospechosa... Ya Nieto Castillo había revivido otra vieja averiguación en contra de un grupo de ex funcionarios estatales y federales liberando órdenes de aprehensión contra servidores públicos de la delegación Sedesol –incluyendo al entonces delegado Ranulfo Márquez Hernández– por supuestamente destinar de manera ilegal servicios de Programas de Desarrollo Humano con fines políticos entre los meses de marzo y abril de 2013... La denuncia se cayó porque estuvo mal elaborada en muchos conceptos, ignorando que los padrones de beneficiarios son públicos o que se sustentaba en un solo testigo que declaraba de oídas con el propósito de involucrarlos en la operación electoral... No hay nadie en la cárcel y las demandas fueron desestimadas por las autoridades pero cumplieron su cometido de involucrar actores políticos priístas en un proceso legal para hacerlos visibles en una potencial participación en los procesos políticos en ciernes... Hay que recordar que Nieto Castillo llega al cargo en el paquete de concertaciones con el PAN al que se vio obligado el presidente Peña Nieto cuando Gustavo Emilio Madero amenazó al PRI con abandonar el Pacto por México aprovechando la estulticia del ex alcalde de Boca del Río, Salvador Manzur cuando en un acto partidista interno adelantó su plan para aprovechar electoralmente el "oro molido" que representan los programas asistenciales a familias en situación de pobreza y personas de la tercera edad... La propuesta del entonces líder nacional panista fue avalada en el Senado y defendida por el senador con licencia, Fernando Yunes Márquez, aspirante a la alcaldía jarocha por AN... Ahora le tocó al titular de la Fepade encajonar y distraer a López Obrador en una denuncia pontencial cuya rentabilidad beneficiará antes que a nadie al proyecto político del gobernador Yunes.