Sociedad y Justicia

Inicia la Femexfut investigación por los actos violentos en Pirata Fuente

febrero 19, 2017

Ciudad de México.- Después de la trifulca suscitada en el estadio "Luis Pirata Fuente" en Veracruz tras el partido que los Tiburones Rojos perdieron 3 a 0 contra Tigres, la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) abrió una investigación.

En un comunicado, el organismo informó que se abrió un proceso de indagación por los hechos violentos y que al término de las averiguaciones informará el resultado y determinará lo conducente.

De acuerdo con el artículo 50 del reglamento de sanciones, el club es responsable de la seguridad en el estadio y deberá contar con la fuerza pública y privada necesaria para "guardar el orden" en el inmueble y sus inmediaciones, situación que no ocurrió.

Las sanciones por estos hechos podrían alcanzar una multa de 3000 Unidades de Medida y Actualización (UMA) que serían unos 226 mil 470 pesos y un veto al estadio.

La Comisión Disciplinaria también podría sancionar al técnico de Tigres, Ricardo Ferretti, por los insultos contra la afición de los escualos, pues en el mencionado reglamento –en el artículo 32– se tipifican ese tipo de actitudes.

"Hacer señas, gestos o actitudes que impliquen un comportamiento obsceno e injurioso para el público, jugadores e integrantes de los cuerpos técnicos se castigaría con la suspensión de 1 a 3 partidos y multa de 18 a 450 UMA", señala el documento.

Boca del Río no multará al equipo de futbol

El ayuntamiento de Boca del Río no multará al Club Tiburones Rojos de Veracruz por sobrecupo informó el alcalde, Miguel Ángel Yunes Márquez.

El presidente municipal indicó que la capacidad máxima oficial del estadio es de 30 mil personas, y de acuerdo con el informe presentado por la dirección de Protección Civil entraron 30 mil 183 aficionados.

"El sobrecupo se considera a partir de mil personas más y sólo fueron 183, esto está dentro de los límites, si se hubiera pasado mil entonces es sobrecupo", comentó.

Yunes Márquez afirmó que continuarán realizando las trámites necesarios para obligar al propietario del Club Tiburones Rojos, Fidel Kuri Grajales a pagar por completo los impuestos que adeuda al ayuntamiento de Boca del Río.

"Se está analizando lo que se cobró y según sea la localidad se calcula el impuesto, debe de contarse cuántas lugares se vendieron y a qué precio", explicó.

Durante el partido de Tigres contra Tiburones, personal de ingresos del ayuntamiento de Boca del Río estuvo haciendo en conjunto con algunos notarios, visita a la zona de taquilla del estadio y revisando cómo funcionó la venta de boletaje.