Política

Gasolinazos de febrero agudizarán crisis del sector camionero: Antac

enero 30, 2017

Orizaba, Ver.- Los tres incrementos que en febrero aplicará el gobierno federal a los precios de combustibles acentuarán la crisis en el sector camionero, especialmente de carga; se calcula que al menos 45 por ciento del parque vehicular pare "y se acerque a la quiebra", además agravará la escalada inflacionaria; "el escenario que se avecina es muy grave", advierte David Estévez Gamboa, dirigente de la Asociación Nacional de Transportistas A.C. (Antac).

El problema es difícil, advierte, "más se recrudecerá tras los gasolinazos de febrero. Eso sí va a poner en el suelo a muchos transportistas que trabajan en familia, es decir tiene uno o dos camiones que son manejados por el papá o los hijos. A ellos se les va a complicar todo, por lo que representa el aumento de los carburantes".

Ojalá y nada más fuera el precio del combustible, precisa, "porque a partir de ahí vienen más encarecimientos. Todo se va a disparar. En enero la mayoría de los sectores mantuvieron sus precios y tarifas, con el nuevo costo difícilmente se van a mantener. Va a ser un verdadero caos".

En medio de este escenario, la industria camionera se verá afectada pues de acuerdo con datos de la organización se calcula que por lo menos la mitad de los transportistas en pequeño no van a soportar los embates económicos de este nuevo importe, "no hay con qué enfrentar el nuevo aumento, que igual será del 20 por ciento a los precios de los combustibles. Por lo menos la mitad de los camioneros vamos a tener que parar la actividad y lo vamos hacer por dos razones: primero no hay mercado en donde podamos competir. Las grandes empresas nacionales y trasnacionales son las que tienen acaparados a los clientes y al no haber trabajo, pues obvio que no tenemos dinero para poder enfrentar los nuevos gasolinazos".

Esto apenas inicia, considera, "porque conforme avance el año habrá más complicaciones. A partir del tercer sábado de febrero, el precio de todos los combustibles se determinará de acuerdo a como se comporten los precios internacionales del petróleo y el mismo dólar pero si analizamos el momento actual, es realmente imposible que haya un decremento en esos costos, por lo tanto el precio de los combustibles, a finales de febrero andará alrededor de los 20 pesos en gasolinas y 21 o 22 el diésel".

Esto, "es resultado de la Reforma Energética, aunque el gobierno federal se empeñe en decir que los incrementos son resultado de los comportamientos internacionales, la verdad es que se trata de las modificaciones que se hicieron a la Constitución, para permitir el ingreso de inversionistas nacionales y extranjeros al campo energético. Eso es lo que realmente está pasando".

Ahora bien, la industria camionera no va a ser la única afectada, "los mismos daños o impactos se tienen ya en otras actividades productivas. Vienen repercusiones en todas las áreas de la producción, por ejemplo, los camioneros de pasaje difícilmente van a poder contener la valía en las tarifas si ya les aumentaron una de las materias primas con las que se mueven como lo son los combustibles; otro sector que aumentará son los abarrotes, toda el traslado se mueve por carretera y también ya les aumentaron los costos. Esos son tan sólo dos de los ejemplos, pero se esperan aún más".