Política

Deja corrupción de 3 sexenios a Xalapa en rezago infraestructural y de movilidad

enero 29, 2017

El rezago en infraestructura y movilidad, ocasionados por la corrupción, han hecho de Xalapa un "pueblote" a pesar de ser la capital del estado, lamentó Pedro Hipólito Rodríguez Herrero investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social Unidad Golfo (Ciesas-Golfo); además deploró la falta de consciencia ecológica y los intereses particulares implicados en la obra de entubado del río Carneros, con el pretexto de evitar inundaciones.

La organización Rescatemos a Xalapa, a la que pertenece, es un conjunto de colectivos que plantea alternativas para la capital del estado y mantiene un diagnóstico sobre los problemas que se le presentan. A simple vista salta el severo deterioro de la ciudad, que afecta de muchas maneras la economía y el bienestar de las familias xalapeñas, por lo que considera imprescindible ponerle un alto, en este sentido el análisis toma en cuenta la multiplicidad de temas que afectan la situación actual, como los embotellamientos, la inseguridad sin freno, desempleo y pobreza.

Aunque es la capital, en términos relativos se encuentra con graves límites para su desarrollo económico, expone Rodríguez: "comparando las últimas cifras de los censos económicos, resulta que Xalapa es una enana en contraste con Veracruz, el gran Puerto, pero también, Orizaba, Córdoba, Coatzacoalcos y Poza Rica, lo cual es lamentable".

Pero precisa otros temas fundamentales, como que cada día el deterioro ambiental está afectando los cuerpos de agua, en lugar de rescatarlos se convierten en drenajes. Igualmente, la pérdida de áreas verdes; en el colectivo plantean opciones para recuperarlas y darles un estatuto de Área Natural Protegida (ANP), "que no se conviertan en museos intocables, sino que se vuelvan útiles para la población, que detonen actividades de turismo, recreativas. En fin, espacios públicos, parques, jardines, etcétera".

Movilidad y estancamiento

El académico manifestó que en Xalapa movilidad, economía y corrupción están muy ligadas. El colectivo que se encuentran renovando destaca cómo están conectados estos aspectos que normalmente se toman por separado.

Puntualizó que la ciudad tiene gran capacidad para impulsar una serie de actividades financieras, pero no atraen inversión porque la movilidad ahoga el desarrollo. No puede separarse la detonación del crecimiento económico sin atenderse la misma.

"Tú invitas una amistad a que te visite a Xalapa y lo primero que hace es que se espanta del congestionamiento vial. Desde hace muchos años se padece un rezago, un abandono histórico, los últimos tres gobiernos del estado han abandonado la capital, y la posibilidad de tener arterias, grandes vialidades que permitan el flujo constante y eficiente del transporte, no existe. Ello afecta porque la gente pierde muchas horas en el desplazamiento de sus residencias hacia los espacios de trabajo y comercio", destacó.

Tal situación desalienta el despliegue de la riqueza y Xalapa se ha convertido en una especie de "pueblote". Existen muchas calles, asegura Hipólito Rodríguez, que no han sido pavimentadas, aunque en el registro del ayuntamiento aparezcan como tal, lo cual evidencia la corrupción que bloquea los recursos públicos para infraestructura. Y éstos llegan porque las autoridades no son transparentes y no gobiernan con honestidad.

"La ciudad podría muy bien prosperar alrededor de tres ejes y toda coincidiría: turismo, agroindustria y tecnología. Permitirían que recupere un dinamismo económico, ya que está en medio de un área agroindustrial muy importante para el estado, por lo que podría reforzar un trabajo muy importante en ese sector, alrededor de los lácteos, el café, azúcar, en general en torno a la gestión de la gran cuenca en que se ubica".

Por otro lado, señala, el turismo es una opción que capitaliza la riqueza del patrimonio natural y sobre todo el cultural, pues tiene diversos centros históricos de gran valor, por lo que debe potenciarse un turismo ecológico, cultural y gastronómico, pero para que ocurra, tiene que mejorarse la movilidad, ya que impide que funja como base para los alrededores, como Coatepec y Xico.

"Aparte, Xalapa es la sede las principales universidades y centros de investigación de Veracruz y podría decirse que de buena parte del sureste del país. Aquí podría haber un gran polo de desarrollo tecnológico, innovación". Sin embargo, si no se enfrentan los problemas mencionados, la urbe no prosperará atrayendo inversiones.

Privatización, nula transparencia

y polución en el río Carneros

El integrante del colectivo Rescatemos a Xalapa expone su "preocupación" por lo que ocurre en el río Carneros de Xalapa, que ha sido importante para el funcionamiento de los cuerpos de agua de toda la ciudad, no obstante, durante muchos años ha sido abandonado y se ha permitido que arrojen hacia él los drenajes.

"El río Carneros, hay que recordárselo a la gente, es lo que dio vida a toda la actividad textil de Xalapa hasta su cierre. Fue muy importante la fábrica de San Bruno gracias a él y recorre buena parte del occidente de la ciudad, viene de Banderilla, atraviesa Mártires de 28 de Agosto y va a salir por Coapexpan, y la actual administración ha decidido hacer una gran obra de infraestructura para entubar el río", enfatizó.

Dicha determinación "es nefasta", pues las "ciudades inteligentes" en la gestión de sus cuerpos de agua, los protegen y éstos elevan su valor, ya que se vuelven áreas recreativas o turísticas; en cambio, la administración local presume en espectaculares el entubar al río.

"Eso nos parece muy grave por dos razones, una, no está resolviendo adecuadamente la gestión de los cuerpos de agua y dos, esta obra se asocia con otras pequeñas intervenciones que dan pie a pensar que hay un intento de privatizar el espacio público, porque ahí donde se construye el gran colector de aguas negras, se encuentran una secundaria, un rastro y un área verde.

"Los vecinos quieren preservarlas, pero el argumento de las autoridades es que hay que rescatar a la escuela de las inundaciones, y hay que retirarla del lugar, si se va a resolver el problema de desbordamiento con este colector ¿entonces por qué retirar la escuela?", expresó.

Hipólito Rodríguez aduce que los integrantes del colectivo prevén que se privatice el espacio para cedérselo a un centro comercial: "nos parece muy grave, los ciudadanos que residen en la zona y nosotros como colectivo pedimos haya claridad, que ese espacio público se conserve como tal y se dedique a atender las necesidad de la comunidad, y no un centro comercial. Desafortunadamente eso es lo que ha ido orientando el crecimiento de la ciudad, Lázaro Cárdenas ya se convirtió en la principal avenida comercial, era una carretera. Pensamos que se quiere hacer lo mismo con este camino de salida a Tlalnelhuayocan".

El reproche que hace la gente que vive en la zona es que ese gran colector de aguas negras ni siquiera les permite a ellos conectar sus drenajes para desahogarlos en el río contaminado. De manera tal que se evidencian "fallas de fondo" en el diseño de su estructura. "Desde hace cuatro años hemos venido pidiendo transparencia y que se dé cuenta de cómo se diseñan y cómo utilizan los recursos públicos".

A final de cuentas, refirió, entubar los ríos no es una respuesta adecuada y privatizar los espacios públicos tampoco lo es. "Son temas que inquietan a la ciudadanía porque ya llevamos muchos años de corrupción. Lo acabamos de vivir, tuvimos un sexenio que fue atroz. Nunca rindió cuentas, siempre mintió y gracias a ello, depredó las finanzas públicas y el estado tiene una enorme deuda, que ha generado un abandono de las infraestructuras urbanas".

Inseguridad y desigualdad

Generalmente para mitigar los problemas de inseguridad, de acuerdo con el investigador del Ciesas-Golfo, lo que muchas autoridades hacen es poner más policías o militarizar la corporación, y ellos consideran que se trata de un ingrediente nada más y tiene que atacarse la raíz del problema: la crisis económica que no da oportunidades a buena parte de la sociedad y en particular a la juventud.

"En la ciudad hay miles de jóvenes sin posibilidad de entrar a una escuela donde aprendan un oficio útil, en consecuencia no tienen acceso a un empleo seguro, relativamente bien remunerado, a la inserción económica".

Por ende, si existe una juventud sin capacitación y sin ocupación económica, lo que resulta es un "semillero" de delincuentes. Y a eso se ha dedicado el crimen organizado, a seducir a un sector fundamental, que, desempleado, se inicia en las actividades ilícitas. "Buena parte de la ciudad conoce este problema, hay una suerte de vandalismo. Y esa criminalidad que está ahí operando, entra a las áreas centrales, donde hay más recursos, a realizar saqueo, extorsión, robo", lamenta.

De manera que para Hipólito Rodríguez el análisis tiene que pasar por ahí, dar oportunidad a la juventud y generar escuelas de oficios útiles. "Xalapa precisamente necesita mucha gente para mejorar su infraestructura, muchos de los espacios abandonados. Pensamos que esa sería una excelente alternativa y darle un empleo que en principio le permita tener un nivel de vida digno".

"La Xalapa acomodada y la oculta"

Al cuestionamiento sobre si la estructura municipal cuenta con los instrumentos para promover las acciones que propone el colectivo, el académico mencionó que en su trabajo han llevado a cabo un estudio en la zona norte de la ciudad, donde hay más rezago: "en la colonia El Moral hay un enorme mercado abandonado, ocupa toda una manzana. Equivale a más de una hectárea y es muy lamentable porque las construcciones que se hicieron están en ruinas. Al lado hay gran un terreno que podría haber servido de estacionamiento, porque está pavimentado. Y la comunidad reclama que el espacio no sirva para nada, es más bien un sitio donde se reúnen criminales.

"Espacios existen, pero la autoridad se ha olvidado de esta zona de la ciudad, es otra ciudad, es una Xalapa oculta, vergonzosa y requiere un apoyo urgente por parte de la ‘ciudad acomodada’ la cual ahora tiene miedo porque siente que se acercan figuras delictivas, pero tiene que acordarse de esta otra parte", dijo.

De esta manera urge que se reúnan estas dos partes, "se lo he dicho a los miembros del colectivo y a los estudiantes en mis cursos, Xalapa, de acuerdo con un estudio que hizo Sedesol con el programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) es la segunda ciudad más desigual del país, después de Oaxaca".

Rodríguez Herrero advierte que es importante conocer el porqué de ese "triste lugar". Se trata de una ciudad de gran contraste, con colonias bien abastecidas, gente con muchos ingresos, una calidad de vida extraordinaria; y por otro lado colonias en un estado lamentable, un deterioro "muy severo", calles sin pavimentar, zonas sin agua, escuelas. "Y ésas sí están de alguna manera integrada a la ciudad acomodada, porque de ahí viene la gente que trabaja en la construcción, en el servicio doméstico, jardineros, el labor manual".

Desde luego, indica, hay ciertas maneras de insertar a esa población, pero es muy desigual, porque ganan bajos salarios, no tienen acceso a seguridad social, servicios médicos, lo cual genera mucha desesperación y ahí se encuentra la "cuna de la delincuencia".