Política

La apuesta por la educación

enero 25, 2017

Testigos espantados del final de la administración duartista, los veracruzanos iniciamos con recelo la administración de Yunes Linares, más aun si conocimos el número 2088 de noviembre 2016 de la revista Proceso donde Noé Zavaleta en su artículo "Los Yunes: una cola tan larga como la de Duarte", expone la investigación de la PGR. ¿Maniobras político electoral del ex gobernador prófugo o lacerante realidad? De cualquier manera, independientemente de esa historia, queda claro que el estado está herido y que obtener las victorias necesarias para el nuevo gobernador, que ayuden a su población será complicado.

Al padecimiento aun presente, del sexenio pasado por el saqueo del erario público, se suma la crisis de la economía nacional, que con temas como "el gasolinazo de Peña" resulta ser una de las más agraviadas y parte de su población responde con los consabidos más grandes saqueos en el país. Durante estos eventos el actual gobernador dio muestras de agobio por hacer respetar la institucionalidad violentada. Por si fuera poco, es un hecho que el nuevo gobierno norteamericano buscará, ante su crisis económica nacional, las mejores oportunidades en perjuicio de extranjeros connacionales nuestros y del sistema financiero mexicano.

Como es lógico son pocas las oportunidades y muchos los retos. En primer lugar, hay que fortalecer la institucionalidad tanto política como legal, la legitimidad del gobierno federal está por los suelos: apenas uno de cada diez mexicanos aún cree en Peña. La educación resalta por todo lo que representa iniciando por la formación ética y cívica. Definitivamente, sólo educándonos podemos abordar la necesaria justicia, sobre todo bajo la lógica de que la educación siempre ha rechazado el autoritarismo y ha caminado hacia la democracia y la institucionalidad.

Quedó claro a los veracruzanos que la Secretaría de Educación de la entidad en el sexenio recién pasado fue esencialmente una plataforma para hacer carreras político electorales. Diversos personajes usaron ilícitamente recursos financieros, humanos y tráfico de influencias para apoyar sus campañas, en detrimento de los fondos educativos públicos. En el actual bienio también es claro que la conformación del primer nivel no responde a connotados pedagogos. Sin embargo, ellos son encargados de gestionar recursos y gobernar el sistema macro no tienen necesariamente que ser los mejores mentores, sino personal que sepa maniobrar política y financieramente para organizar y pagar el sistema educativo veracruzano.

A partir del siguiente nivel, el de los subsecretarios y directores encontramos ahí sí, a personal vinculado con el sector educativo estatal, gente con trayectoria tanto política como educativa. Ellos podrían hacer la diferencia: todo depende de su capacidad para trascender las inercias, tradiciones e imposiciones que colocan, por causa de la historia y las limitaciones en lo educativo al estado de Veracruz, en el primer lugar nacional de desigualdad de ingreso, educación y salud, así como en el primer lugar a nivel nacional de obesidad infantil, según datos de Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y del Programa contra la obesidad y el sobrepeso del mismo gobierno estatal.

En particular al hablar de educación destaca la Benemérita Escuela Normal Veracruzana "Enrique C. Rébsamen" dado que, además de ser una institución de Educación Superior, es la entidad escolar más vinculada a la educación básica, es un espacio emblemático de la historia de la educación estatal, nacional y mundial, Este recurso luminoso debe ser ampliamente potencializado. No hay tiempo que perder y el Gobierno del estado no está en condiciones de desaprovechar la oportunidad de hacer sinergia con esta academia que ha dado muestras de democracia y congruencia por su actitud crítica ante la Reforma Educativa. Ante el conato de Reforma Educativa impositiva de las escuelas normales también ha sido mesurada. Está latente la protesta contra el agravio a alumnos y docentes dada la falta de justos pagos de becas y prestaciones. La Normal es un activo en espera de la oportunidad para fortalecer la educación en Veracruz. ✮