Política

Recibe Congreso con cautela la iniciativa de MAYL para reestructurar la deuda pública

enero 25, 2017

Ninguno de los grupos legislativos del Congreso local se atrevió a respaldar la recién llegada propuesta de reestructurar la deuda hasta por un monto de 42 mil millones de pesos, extendiendo su plazo de pago a 50 años.

Si acaso el Partido de le Revolución Democrática (PRD), fue el Grupo Legislativo que se mostró más abierto al tema, pues el diputado local y presidente de la Comisión de Hacienda del Estado, Sergio Rodríguez Cortés, mencionó que es necesario llevar a cabo dicho instrumento financiero pero comentó que en una reunión previa con el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, la propuesta era de reestructurar a 30 años.

Por ello, admitió estar sorprendido con el planteamiento enviado por el mandatario estatal de elevar hasta 50 años el periodo de pago de la deuda pública del gobierno de Veracruz.

Reconoció que es necesario y fundamental para el desarrollo del estado llevar a cabo la reestructuración de la deuda, sobre todo porque recursos que deberían ser destinados al campo, combate a la pobreza y reconstrucción de caminos están siendo ocupados para pagar la deuda contraída en las administraciones fidelista y duartista.

Ahora, dijo, la intención es abatir la corrupción en la que se haya caído con algunos bancos, pues se buscará garantizar las mejores condiciones de mercado para hacer la mayor aportación a capital, y que no sean más los intereses.

Por su parte el coordinador del Grupo Legislativo del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Juan Nicolás Callejas Roldán, opinó que analizarán la propuesta enviada por el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, pero adelantó que si no hay garantías de un beneficio para Veracruz, su partido no votará a favor el dictamen.

"Vamos a analizar esa iniciativa y si es buena para Veracruz la apoyaremos porque los diputados del PRI queremos lo mejor para Veracruz", manifestó.

Reiteró que la iniciativa de decreto será analizada en el grupo parlamentario que coordina y que si va en contra de los intereses del estado no será apoyada por los priístas. "No podemos tampoco dar un cheque en blanco al gobernador. Tenemos que analizar la iniciativa porque no vamos a permitir que se juegue con el dinero de los veracruzanos", afirmó.

De parte del Grupo Legislativo del Partido Acción Nacional (PAN), sus integrantes se mostraron más cautos en las declaraciones y únicamente indicaron que la propuesta apenas ingresó al Congreso local, por lo que habrá de ser analizada y revisada, y en su momento, no se descarta la posibilidad de reuniones de trabajo con funcionarios de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) para que les den más información.