Municipios

Siguen sin pagar a 2 mil empleados de Coatza; emplaza SUEM a huelga

enero 24, 2017

Coatzacoalcos, Ver.- La administración de Joaquín Caballero Rosiñol no ha cumplido con los pagos a los empleados municipales y emplazaron a huelga el próximo 31 de enero, ya que no han visto disposición del gobierno para saldar los pasivos.

Gersaín Hidalgo Cruz, secretario del Sindicato Único de Empleados Municipales (SUEM), confirmó el emplazamiento de huelga si no se pagan las quincenas, aguinaldo y cuotas sindicales que se les adeudan.

Además señaló que el ayuntamiento no ha pagado el seguro de vida, el fondo de ahorro y mantiene deudas con una empresa financiera que daba créditos a los trabajadores, pero que son cuotas que sí fueron descontadas de sus salarios.

Refirió que desde 2015 vienen arrastrando los pasivos y estos problemas no se generaron por la falta de liquidez que hubo en los últimos meses de la anterior administración estatal, como lo ha señalado en varias entrevistas el alcalde.

La asamblea del sindicato anunció que en caso de que no se liquiden los pasivos por más de 15 millones de pesos, más de 2 mil 100 trabajadores se irán a huelga.

También la revisión salarial se va a posponer hasta que inicien los pagos pendientes, pues son varias aportaciones a diferentes fondos y empresas.

Por parte del ayuntamiento de Coatzacoalcos se reporta una caída en los pagos del impuesto Predial con descuento, por parte de los ciudadanos reveló el director de Ingresos del Ayuntamiento porteño, Pedro Calacich Cordero.

Refirió que a una semana que concluya el plazo para el pago del impuesto predial con descuentos de 20 y 50 por ciento, en Coatzacoalcos apenas 30 por ciento de los contribuyentes han acudido a las cajas para cumplir con esta obligación.

El padrón municipal es de 117 mil contribuyentes y que de ellos una tercera parte ha cumplido con el pago del Predial, lo que no les permite pagar los rezagos de recursos que tienen con los empleados.

Calacich Cordero adujo que se ha tenido una respuesta positiva de los ciudadanos, a pesar de las dificultades económicas que registran las zonas petroleras del país.