Municipios

Padecen habitantes de colonia en Poza Rica 17 años sin agua potable

enero 24, 2017

Poza Rica, Ver.- A 17 años de su fundación, la colonia Ampliación Salvador Allende, ubicada en los límites con el municipio de Coatzintla, carece de servicios básicos como el agua potable y un drenaje sanitario eficiente, por lo que se encuentra abandonada en buena parte. Mientras tanto, vecinos de ese sector exigen a las autoridades municipales el respaldo para la introducción de servicios.

"Vinimos a hablar con el presidente Sergio Lorenzo, pero es obvio que no nos puede atender, tiene mucha gente, pero la semana pasada acordamos la introducción del agua potable en la Salvador Allende para beneficio de 100 personas", comentó el dirigente de colonos, Benjamín Reyes Hidalgo.

El dirigente acudió acompañado de un grupo de personas, quienes se entrevistaron con el secretario del ayuntamiento de Poza Rica, ante quien expusieron las necesidades de su colonia, fundada el año 2000 en un predio contiguo al panteón de la Santísima Trinidad, sin que hasta la fecha de hayan concretado la introducción de servicios urbanos.

Los colonos señalaron que la mayor parte de las calles se encuentra en mal estado, por lo que propuso el secretario gestionar el material y la maquinaria, pero los vecinos tendrán que aportar el recurso para pagar la salida de la grava.

Denunciaron que cuentan con energía eléctrica, pero el drenaje sanitario que se introdujo con aportación de los vecinos, a la fecha se encuentra fisurado. "Cuando llueve, brota el agua al interior de las viviendas, no tiene el nivel adecuado para desfogar en el drenaje general, por lo que constantemente se nos regresa a las casas", comentó una de las vecinas.

En ese lugar, el dirigente indicó que mucha gente compró sus terrenos, pero ante la falta de servicios los mantienen abandonados, por lo que se analiza su situación junto con el ayuntamiento y si es preciso, se les podrían recoger para que otras personas los adquieran y ocupen.

En la colonia se han construido cerca de 200 casas; sin embargo, la mayoría se encuentran abandonadas porque se carece de agua potable y por el mal estado general de las calles.