Política

A 7 años de iniciada, asignan 200 mdp para poner en funcionamiento la Torre Pediátrica

enero 13, 2017

Veracruz, Ver.- Siete años han pasado desde que inició la construcción del que sería el único hospital pediátrico en el estado; tres administraciones después, la Torre Pediátrica de Veracruz es sinónimo de corrupción, desvío de recursos e impunidad.

La torre a la que se le han invertido hasta el momento 340 millones de pesos, apenas lleva 60 por ciento de avance de construcción.

El secretario de Salud, Arturo Irán Suárez Villa, estimó que a su término este nosocomio de 16 mil metros cuadrados habrá costado 700 millones de pesos. En comparación, un hospital de alta especialidad de 20 mil metros cuadrados cuesta 500 millones.

Un olor a moho, humedad y excremento de paloma se extiende por cada uno de los siete pisos del inmueble; en los primeros cinco, los pisos coloridos decorados con motivos infantiles quedaron cubiertos de tierra.

Uno sobre otro se acumulan aparatos y equipamiento hospitalario, resguardados bajo una capa de plástico cubierta por el polvo de los años transcurridos sin avance.

El tercer gobernador que queda a cargo de esta obra, Miguel Ángel Yunes Linares, realizó un recorrido por la misma, en donde afirmó que en 18 meses quedará terminada. Promesa que se suma a las de Fidel Herrera Beltrán, cuando afirmó que estaría lista en dos años o del prófugo de la justicia, Javier Duarte de Ochoa, quien en innumerables ocasiones se comprometió a terminarla.

"Hospital del niño veracruzano monumento a la corrupción. No es posible que en Veracruz no tengamos hospital especializado para niños", aseguró el mandatario.

Irregularidades

Las irregularidades detectadas son innumerables; la más reciente es que sólo existe 30 por ciento del mobiliario que se declaró como adquirido. "70 por ciento debía estar contenido en una bodega que le proveedor suministró pero la bodega no existe, se trató de buscarla, está en la ciudad industrial Bruno Pagliai y lo que hay en esa dirección es una casa que vende cemento y los teléfonos a los que estamos haciendo contacto, con la empresa URIS que suministró el mobiliario no contesta", especificó el secretario de Salud.

Además existe un faltante en especie de 140 millones de pesos de equipo médico que debió estar en las bodegas de la Secretaría de Salud (SS) y no se halló.

Suárez Villa afirmó que se adquirieron 206 millones de pesos de equipo médico que contenían 403 bienes y solamente se ubicaron en almacén de la Secretaría 96 bienes, que implican un costo de 84 millones de pesos. "No hay documentación ni guías, no hay evidencia para darle seguimiento", afirmó el funcionario.

El gobernador de Veracruz indicó que invertirán 500 millones de pesos para culminar la obra de esta torre y rehabilitar el Hospital General de alta Especialidad.

Constructor versus cifras oficiales

Yunes Linares especificó que hasta el momento la Torre Pediátrica ha costado 330 millones de pesos; la empresa Gran Marca Proyectos, encargada de la construcción, indica que se le adeudan 135 millones de pesos más.

"Estamos haciendo una auditoría porque no estamos de acuerdo en esta cifra, el costo por metro cuadrado en un hospital de alta especialidad, con especificaciones más altas que éste es de 29 mil pesos y este hospital si siguiéramos casi los mismos costos llegaría a 60 mil pesos por metro cuadrado", afirmó el mandatario estatal.

Al respecto, César Augusto Morando Turrent, propietario de la empresa Gran Marca Proyectos, negó que exista un sobreprecio, ya que los mismos fueron dados a conocer desde 2010 durante la licitación pública nacional que se realizó.

"Fue una licitación pública nacional, en una licitación uno presenta precios, los autorizan, con eso se gana y con eso vamos trabajando (...) como dijo, muchos recursos se desviaron, es cierto, si no, hubiera sido muy fácil haber terminado esta torre en 2013 cuando se le dio un impulso, pero al final se pararon los trabajos", expresó.

Señaló que los precios especificados se trasladaron al siguiente contrato que se realizó en 2013 por adjudicación directa y para el que se destinaron recursos de la administración estatal.

El constructor indicó que no tuvieron ningún retraso, pues iban trabajando de acuerdo al cronograma, sin embargo, el atraso comenzó cuando el flujo de recursos cesó, en agosto de 2013. Morando Turrent indicó que en la primera licitación se destinaron 240 millones de pesos para la obra de recursos federales que se aplicaron específicamente en la infraestructura básica que implica los cimientos y estructura metálica del sitio.

"Posteriormente me dieron otro contrato por aplicación directa ya que yo era el enterado del proceso de la obra y se justificó, que es el contrato que tengo ahorita, por 186 millones de pesos". De éste último se aplicaron 130 millones y quedaron pendientes 56 millones de pesos.

"A partir de ahí se hizo contrato de adjudicación directa para los acabados que quedó varado hasta donde está ahora". El constructor reconoció que existen daños porque el salitre y la humedad en Veracruz son una combinación agresiva.

Para Morando Turrent este tipo de situaciones desalientan a los empresarios, porque son ellos los que pagan las consecuencias de funcionarios que no cumplieron con su deber. "Nunca esperé que me hicieran lo que me hicieron, se habla de que yo fui beneficiado por gobiernos anteriores, no sé cuál fue mi beneficio, me tienen atoradísimo ahí, no nada más eso, la planta de tratamiento de Boca del Río, que la dio por terminado el SAS y nunca se terminó, y me quedaron a deber ahí", explicó.

El empresario afirmó que las ocasiones que intentó cobrar en la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), no pudo resolver nunca el tema de los recursos y tampoco le admitían las estimaciones del proyecto.

Dejaron abandonada la Torre Pediátrica, exalta gobernador

"Vamos a iniciar de inmediato la recuperación de esta obra de la Torre Pediátrica como es conocida, pero que será el Hospital del Niño Veracruzano, que ha sido un monumento a la corrupción y a la falta de planeación de anteriores gobiernos", afirmó el gobernador del estado de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, al hacer un recorrido de supervisión por la obra que actualmente se encuentra totalmente abandonada.

El gobernador Yunes manifestó que se invertirán 200 millones de pesos en una primera etapa, lo que contribuirá a equipar el hospital. "Los pisos de urgencias, imagen, laboratorio, cirugía, banco de sangre, terapia intensiva y área de camas serán espacios dignos para todos los pacientes".

"Realizaremos esta fuerte inversión para que esta Torre Pediátrica funcione y dé atención a los niños veracruzanos, y vamos a destinar la mayor cifra que se haya invertido desde hace muchos años en el Sector Ssalud", añadió.

Manifestó que es indispensable para Veracruz tener un hospital especializado para niños ya que Veracruz es el tercer estado más importante del país en cuanto al número de habitantes.

Por último, el gobernador Yunes dijo que la construcción y remodelación del Hospital del Niño Veracruzano estarán enfocadas para acreditarlo en calidad ante la Secretaría de Salud federal.