Política

Insta Congreso al director del Instituto de Pensiones a revelar finanzas del organismo

enero 13, 2017

Ante la evidente crisis financiera por la cual atraviesa el Instituto de Pensiones del Estado (IPE), el Congreso local exhortó al director del organismo, Hilario Barcelata Chávez, a entregar un informe pormenorizado sobre el estado que guardan las finanzas de dicho organismo.

De igual forma deberá incluir datos como conocer el monto de la reserva técnica, los saldos de todas las cuentas bancarias, el comportamiento de los ingresos, los adeudos del Poder Ejecutivo con el IPE, la existencia de otras cuentas por cobrar, porcentaje de trabajadores de base y de confianza jubilados por ente público y rangos económicos de las ministraciones que se entregan por pensión y jubilación.

También el director del IPE deberá proporcionar información relacionada a la ubicación de los bienes inmuebles, su situación legal, y la existencia de proyectos y modelos para garantizar la viabilidad del ente.

"Ante la grave situación del Estado y del Instituto de Pensiones del Estado, urge una revisión profunda integral de la viabilidad o inviabilidad del organismo, pero sobre todo conocer la situación financiera para que cumpla con sus compromisos", agregó.

Los diputados locales indicaron que es preciso conocer el monto de la reserva, su decremento, adeudos del gobierno, cuentas por cobrar y porcentaje de trabajadores jubilados "la preocupación es compartida por miles de derechohabientes y en general por amplios sectores de la sociedad sobre el instituto, porque se ve con inquietud su debilidad", refirió.

Por ello, mencionaron que el director del IPE contará con un plazo a definir, para que entregue al Congreso local toda esta información, y de acuerdo a los datos que reciban, podrían respaldar las acciones necesarias para que el instituto siga cumpliendo con su objetivo del pago de pensiones y jubilaciones.

Señalaron que es urgente conocer lo que realmente ocurre en el IPE, pues durante años ha sido negada la existencia de un problema, sin embargo durante el sexenio anterior cada vez era más frecuente el no pago o el atraso del cumplimiento de las pensiones.