Sociedad y Justicia

Pese al llamado de las autoridades, impera temor en el Puerto por saqueos en viviendas

enero 08, 2017

Veracruz, Ver.- Los guardias vecinales pasaron prácticamente 24 horas ya en sus puestos. A pesar de la rueda de prensa del gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, la tranquilidad aún no llega a Veracruz; por lo que cientos de personas, sobre todo en Veracruz y Medellín de Bravo, se organizaron para montar vigilancia por segundo día consecutivo.

Los hechos se registran máxime en la zona norte del puerto de Veracruz, donde con palos, llantas, ramas y piedras o pedazos de concreto bloquearon algunos accesos.

Los guardias vecinales están convencidos, la mayoría de ellos, de que hay personas que intentarán entrar a sus viviendas. Otros son conscientes que lo más probable es que se trate de una psicosis colectiva, sin embargo se han unido a las movilizaciones de vigilancia.

Marco Carmona Solís, vecino vigilante, explicó que durante la madrugada del sábado persiguieron a varios sujetos en vehículos desconocidos que no se detuvieron ante los retenes. "Pos (sic) anoche se pasó una camioneta por aquí, nomás que se peló y recogió a dos cuates", explicó.

El vigilante indicó que desde que le dieron aviso se vistió de blanco, como le recomendaron y salió a resguardar la zona con otros vecinos. "Entre todos nos dieron el aviso y estamos aquí todos los vecinos para que si sale otra cosa con lo que tengan: machetes, palos, piedras, cuchillos, todo eso", comentó.

Afirmó que al menos en la zona del Eje Intercolonias, en donde confluyen algunas de las más conflictivas de la ciudad, sí escucharon detonaciones y corretearon a algunos sospechosos.

El llamado del gobernador de retirar los retenes no fue escuchado, ahora la gente pretende defenderse por sí misma y hacerse justicia por su propia mano.

En Xalapa no hay saqueos

La subdirectora de Comercio del ayuntamiento de Xalapa, Clorinda Ferral Ferrando, informó que hasta el momento no se han registrado saqueos en los negocios de la ciudad.

En entrevista previa al Festival de Día de Reyes, aseguró que los comercios no han reportado mayores afectaciones y que el cierre masivo de negocios durante este viernes se debió a la psicosis generada por los acontecimientos en otros puntos del estado. "Todo fue una falsa alarma. Todo posteriormente del evento recorrimos el centro, recorrimos la ciudad y todo en calma, todo en paz".

La funcionaria de la administración municipal hizo un llamado a la población a que se informe adecuadamente e ignorar comentarios y mensajes de fuentes no fidedignas que crean pánico entre la población. "Xalapa está en paz y en orden, el comercio establecido está trabajando de manera normal y tranquila y les pedimos que si tienen duda acudan a las instancias correspondientes".

Durante el viernes los comercios de la calle Clavijero y la plaza homónima fueron cerrados por el temor que ocurrieran pillajes, lo que provocó que cerca de las tres de la tarde el centro luciera vacío.

En otro tema, dijo que en el operativo de Día de Reyes se retiraron a comerciantes por no tener permisos por parte del ayuntamiento de Xalapa.

Añadió que fueron alrededor de 50 vendedores los que se instalaron en la zona centro y el ferrocarrilero sin permiso, por lo que los inspectores los invitaron a retirarse.

Muere tras intentar robar en el mercado de Martínez de la Torre

Un presunto ladrón murió la madrugada de este sábado, en el interior del mercado municipal "Rosendo Topete Ibáñez" en Martínez de la Torre, luego de que fuera sorprendido por un policía, cuando intentaba abrir uno de los locales que se encuentran sobre la calle Ignacio Allende.

El finado iba acompañado por dos sujetos más, que llevan herramientas y armas punzocortantes, con las que intentaron asesinar al uniformado que resguarda el sector quien, al ser atacado, no tuvo de otra más que accionar su arma de cargo para defenderse.

En la refriega, uno de los presuntos ladrones, identificado como José Miguel, de 18 años de edad, vecino de la calle Cañero de Villa Independencia, fue herido de bala y los otros dos lograron darse a la fuga.

Aunque se le prestaron los servicios médicos de urgencia, primero en el Hospital de zona Manuel Ávila Camacho y posteriormente en la clínica 28 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), José Miguel perdió la vida, debido a los proyectiles que recibió en el cuerpo.