Política

Protestan indígenas de Soledad Atzompa y Acultzingo contra el gasolinazo

enero 08, 2017

Nogales, Ver.- Las movilizaciones en contra del gasolinazo empiezan a generalizarse en la zona centro del estado, este sábado agrupaciones indígenas de los municipios de Soledad Atzompa y de Acultzingo se sumaron al rechazo al incremento a los precios de los combustibles y aunque no cerraron ninguna estación de servicio, sí amagan con realizar más movimientos hasta que el gobierno federal anule la medida; la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) por su parte igual hizo lo propio pero en Ciudad Mendoza.

La protesta causó impacto entre los pobladores de este municipio y en especial entre los comerciantes quienes temían ser saqueados, sin embargo, no sucedió. La manifestación salió de ambos municipios y en un cruce carretero se unieron para formar una columna de alrededor de 100 vehículos. Todos ellos llevaban leyendas en contra del incremento a los combustibles y de rechazo a las políticas hacendarias del gobierno de la República.

La marcha causó temor. Incluso en pleno acto luctuoso de los Mártires del 7 de Enero se corrió el rumor de que los manifestantes llegarían a causar desmanes en el evento, lo que al final no ocurrió. La marcha vehicular de casi un kilómetro tuvo su primera parada en el lugar conocido como "Rincón de las Doncellas" ahí, entraron a una gasolinera y se plantaron alrededor, pero no suspendieron el servicio, es más, ni siquiera se acercaron a las bombas de servicio.

Ahí los indígenas se manifestaron en contra del incremento a los precios de los combustibles al considerarla como una medida lesiva que atenta contra la economía de las clases más necesitadas. Los oradores exigieron al gobierno federal se retracte del repunte en los costos, "porque lo único que vino a hacer es agravar la pobreza de las familias mexicanas, sobre todo las más necesitadas", dijeron.

La marcha igual sirvió para que los indígenas protestaran por otros temas como el caso del presunto despido injustificado de trabajadores en la planta Sabritas, así como el acoso del que son objeto vendedores de madera por parte de inspectores de comercio del ayuntamiento de Orizaba.

"Hay una clara tendencia a la represión y afectar a los intereses económicos de las clases más necesitadas, por eso exigimos que se frenen este tipo de hechos", expusieron; tras la parada la marcha continuó hasta el municipio de Ixtaczoquitlán, pero a su paso por Ciudad Mendoza, Nogales, Río Blanco e incluso Orizaba crearon incertidumbre pues la población y los mismos comerciantes pensaron que se trataba de una muchedumbre que intentaría robar los comercios.

De hecho algunos de los vendedores prefirieron cerrar sus establecimientos pero no hubo mayores problemas, según el reporte de la policía en los municipios de la zona. En tanto, por la mañana, integrantes de la CNTE así como los ex obreros de la Civsa de Ciudad Mendoza también se manifestaron primero por los Mártires de 1907 y además por el alza a las gasolinas.

Con ello, poco a poco, empiezan a gestarse más movilizaciones en esta zona con las que se rechaza el gasolinazo.

Subsidios o programas de chatarrización piden taxistas

Además de buscar justicia por la vía legal en contra del gasolinazo, taxistas de la zona centro piden al gobierno del estado implementar medidas de apoyo a este gremio a fin de evitar que el impacto del alza a las gasolinas sea mayor.

Jesús Rivera, líder ruletero, acotó que una de las medidas que el estado podría adoptar es implementar programas como en su momento se hizo con el transporte urbano, como es el de chatarrización.

Y es que si ya los aumentos complicaban renovar su parque vehicular, ahora el tema se ve peor, pues auguran una caída del 45 por ciento en el margen de utilidades, "podemos quebrar", dicen.

Recordó que el 2016 lo cerraron con una caída del 20 por ciento en el margen de utilidades, se estima otro 25 por ciento más con el gasolinazo.

Otra opción es que se les otorgue un subsidio "es momento de que subsidien a quienes trabajamos, una solución debe de haber".

Taxistas consideran que el mandatario del estado, Miguel Ángel Yunes Linares, conoce del tema y por ende habrá un buen acuerdo entre el estado y los transportistas.

Asimismo, descartan que un ajuste a las tarifas pueda ser por el momento una opción, no obstante, de ser necesario sólo se haría un aumento de cinco pesos a la parada mínima, quedando de 25 a 30 pesos.