Política

Consecuencias de las reformas estructurales son el argumento para echarlas atrás: CNTE

enero 02, 2017

Orizaba, Ver.- La embestida económica del gobierno federal arriesga al país al incremento en los índices de desempleo y de paso fortalecerá al crimen organizado; el escenario para este año es altamente difícil, política, económica y socialmente, advierte Ramón Tepole, representante de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en la región de las Altas Montañas. Asimismo, advierte que al gobierno mexicano no le temblará la mano para endurecer sus acciones represivas.

"En la Coordinadora estamos preparando las primeras asambleas nacionales para ver qué sigue y cómo enfrentar la nueva embestida contra el pueblo a partir de los gasolinazos. Con la crisis reciente que pone al gobierno contra las cuerdas se tiene las condiciones políticas para lograr que haya una abrogación de las reformas estructurales".

El actual gobierno de la República ya no tiene margen de maniobra en sus intenciones de querer imponer no sólo la reforma educativa, sino todas las demás y cada vez es más notorio que ellos se enredan en sus propuestas, acaban dándole argumentos al pueblo para que les reclame en las calles lo que no han hecho bien.

Con el incremento a la gasolina, expone, "veremos que el pueblo saldrá a las calles por el alza a la gasolina y luego la crisis económica ya en puerta. No dudamos que crezcan las condiciones de desempleo y criminalidad. Este año será sumamente difícil, mucho más que los anteriores. Cuando dicen que si no hay incremento de los precios, entonces habrá más impuestos, demuestra el tema del petróleo que era la fuente de recursos con que el gobierno operaba. Hoy dejó de serlo".

Según los datos oficiales, 40 por ciento del presupuesto venía del petróleo y al ya no tenerlo, porque lo entregan a particulares, entonces recurren a cobrarle al pueblo vía impuestos, se inicia la escalada de precios y con ellos la inflación crecerá y empeora la crisis", según precisa.

2017 será un año difícil, pero a la vez el pueblo tiene ya en sus manos el argumento para luchar en las calles, aunque debe advertirse que viene más represión policiaca, aduce. Sobre todo cuando los militares exigen facultades legales para actuar libremente, como una policía. "En Veracruz ya vimos que el nuevo gobierno tiene esa política de represión, ya la demostró en algunos lugares".

Por todas estas condiciones, la lucha popular estará a la orden del día y aunque se haya advertido que no se permitirán acciones que contravengan el "orden social" y se va a usar la policía, difícilmente se van a poder parar las protestas sociales. "La CNTE estará participando en la medida de lo que se decida en las asambleas nacionales o si las movilizaciones se generalizan en el pueblo, ahí estaremos", concluye.