Política

Privatización, precio liberado y dólar causan zozobra en costo de gasolinas

enero 02, 2017

A la incertidumbre en el importe que tanto gasolineros como ciudadanos pagarán por los combustibles, se le añadirán otras circunstancias inquietantes a partir de febrero ya que, con la liberación del precio de las gasolinas, la logística, almacenamiento y su distribución también queda en manos del sector privado, situación todavía sin regular, con ello el riesgo de una mayor fluctuación en el costo total de la cadena productiva, sumado a un dólar caro y a una posible recuperación del petróleo.

Los factores para que este escenario adverso se configure provienen de acontecimientos varios, que van desde la victoria del republicano Donald Trump en la Casa Blanca, cuyas medidas proteccionistas estimularían la tasas de cambio incluso en 25 pesos por cada dólar, hasta la volatilidad en el valor del crudo, anticipado por el Banco Mundial en su reporte Compartiendo la renta petrolera y Violencia Política, en octubre 2016.

Un peso mexicano débil ante el repunte de la divisa estadounidense desencadenará en importaciones onerosas necesarias para diversas industrias, aunado a las previsiones del Banco de México (Banxico) que ya anticipan un golpe inflacionario para el país ubicado por encima del límite superior de 4 por ciento en los próximos meses.

De acuerdo con los comunicados de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), el proceso de flexibilización de los mercados de gasolinas y diésel promoverá la participación de cualquier interesado en ofertar la movilización y provisión, cuyos primeros contratos vencerán en agosto de 2017.

"El Órgano de Gobierno de la Comisión Reguladora de Energía aprobó hoy la propuesta de procedimiento de Temporada Abierta, así como los Términos y Condiciones para la prestación de los servicios de almacenamiento y transporte por ducto de combustibles de Pemex Logística".

"La Temporada Abierta, conforme a lo que establece el artículo 4, fracción XXXVII de la Ley de Hidrocarburos, permite que un permisionario ponga a disposición de cualquier interesado, la capacidad disponible en su sistema de almacenamiento y transporte para que éste la utilice por un periodo determinado de tiempo", destacó la CRE.

Asegura que este procedimiento permite, entre otras cosas, construir un mercado más eficiente de combustibles, al dar certidumbre a importadores y comercializadores, así como al resto de los participantes dentro de la cadena logística.

Dicho mecanismo, a través de su subsidiaria Pemex Logística, realizará esta apertura que consiste en un procedimiento de subasta, donde cualquier participante puede contender por la capacidad que requiera y una vez asignada a Pemex Transformación Industrial la reserva de capacidad autorizada por la CRE, "suficiente para garantizar que no se afecte el abasto nacional en la actual etapa de transición (…) Pemex Transformación Industrial será ‘tomador de precio’ de la tarifa que resulte del proceso en que participen el resto de los jugadores del mercado".

Aunque esto arrancará en la zona norte de la República en una primera etapa (en Terminales de Almacenamiento) se continuará ofreciendo gradualmente la capacidad de transporte y almacenamiento en el resto del país, hasta cubrir su totalidad antes de finalizar 2017.

No obstante, dicha cadena logística estará supeditada al mercado y al nuevo modelo tributario establecido en la reforma energética, que establece que el gobierno seguirá cobrando mediante los combustibles tanto el Impuesto al Valor Agregado (IVA) como el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS, gravamen de importación).

Ambos representan entre 40 y 43 por ciento del costo por decímetro cúbico del combustible, y se trata de un impuesto que por lo menos en 2017 no tendrá cambios sobre el actual, es decir cuatro pesos por cada litro, según plantea la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) para el presente año.

En el acuerdo del Cronograma de Flexibilización de Precios de Gasolinas, publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), se advierte que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) establecerá los precios máximos al público según la referencia internacional, y en su caso las diferencias en calidad, aquellas entre regiones de costos de logística, las diferencias relativas entre centros de consumo de costos de distribución y de comercialización, así como de las diversas modalidades de colocación y expendio al público, "procurando generar condiciones de abasto oportuno, aplicando la regulación asimétrica para el acceso a infraestructura en la región y/o en el resto del territorio nacional cuando así lo determine la Comisión".

En cuanto al petróleo, otras previsiones, como la de la Agencia Internacional de Energía (AIE) refieren que la demanda global del hidrocarburo aumentará, lo que provocará un ligero repunte en el comportamiento de los petroprecios, estimaciones a las que se suma la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Paralelo, el tipo de petróleo (pesado) que produce y exporta Petróleos Mexicanos (Pemex), que se dirige sobre todo a Norteamérica, Europa y Lejano Oriente; de acuerdo con la base de datos de la empresa productiva del Estado, el destino principal de la mezcla mexicana es Estados Unidos y ante las medias proteccionistas que, se ha anticipado que implantará la administración de Donald Trump, el consumo caerá a la par que el precio del barril aumente en dólares.

Actualmente la Mezcla Mexicana de Exportación (MME) oscila en 45.6 dólares por barril y la divisa estadounidense alcanza ya los 21.10 pesos; sobresale que además, las adquisiciones reportadas por la Secretaría de Energía (Sener) indican que hoy en día México ya importa más de 60 por ciento de las gasolinas que consume, la cual es producto retorno de la exportación mexicana refinada (derivados de la gasolina y diésel).

Inquietud de franquiciatarios

A este panorama la inquietud de los gasolineros se recrudece, ya que además de los impuestos y la inestabilidad de los precios al considerar el alza promedio de la SHCP en 20 por ciento, sus bolsillos se verán golpeados con la actualización de cuotas por franquicia.

A partir de enero de 2017, por concepto de incorporación y de posición de carga por tipo de Estación de Servicio las tarifas serán las siguientes en pesos mexicanos: incorporación general (471 mil 900, independientemente del tipo); cuota por posiciones de carga: Autoconsumo (199 mil 90); Carretera (99 mil 500); Marina Con Instalaciones Terrestres (278 mil 700); Marina Pesquera (497 Mil 800); Marina Turística (83 mil 200 Pesos); Provisional (96 Mil 300); Rural (112 Mil 900); Urbana (121 mil 200) y Zonas Especiales (159 mil 400).

Carlos Juan Aguilera Flores, de la Dirección de Comercialización de Pemex Transformación Industrial, indica en el documento remitido a la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo, que afilia a la Organización de Gasolineros de Veracruz, Ogave) que los montos además son más IVA.

Infraestructura de petrolíferos

El Mapa de Infraestructura Nacional de Petrolíferos de Sener destaca la capacidad instalada de las terminales de Veracruz que asumirán un rol relevante en esta etapa de la reforma energética, en la movilización, abastecimiento y en la importación de combustibles.

Los petrolíferos son los productos que se obtienen de la refinación del petróleo o del procesamiento del gas natural y que derivan directamente de hidrocarburos, tales como gasolinas, diésel, querosenos, combustóleo y gas licuado de petróleo, entre otros, distintos de los petroquímicos.

Sobresale en ductos la región sur-sureste del país la Bidireccional Minatitlán-Salina Cruz, con capacidad operativa de 73 mil barriles por día; de la refinería Minatitlán-Terminal Pajaritos combustóleo-ducto con capacidad operativa de 72 mil barriles por día; la Bidireccional Minatitlán-Pajaritos con 42 mil toneles diarios.

A su vez los poliductos de Minatitlán a México (73 mil barriles), Pajaritos (41 mil) y Puebla (73 mil); en la zona norte el poliducto Poza Rica a Terminal Poza Rica (23 mil) y Tierra Blanca a Terminal Tierra Blanca (28 mil) Tierra Blanca-Veracruz (28 mil); Tuxpan-Poza Rica (23 mil), Atzcapozalco (173 mil) y Tula (81 mil); asimismo el Minatitlán-Villahermosa (51 mil).

En la ubicación de las terminales de almacenamiento y reparto señalan a Escamela (localidad de Ixtaczoquitlán) con medio de suministro por ducto; con medio de abasto por refinería de conversión profunda; Perote con medio de suministro por auto tanque; Poza Rica por ducto; Progreso (Atoyac) por buque-tanque; Tierra Blanca por ducto; Tuxtla Gutiérrez por auto tanque; Veracruz por ducto y buque tanque y Xalapa por auto tanque.