Política

Asaltan banco en Coatza; responsables no fueron encontrados pese a rastreo policiaco

diciembre 17, 2016

Coatzacoalcos, Ver.- La zona sur de Veracruz volvió a los niveles de violencia e inseguridad, en los que se encontraba a medidos de julio, esto a pesar del operativo de vigilancia que desarrolla la Secretaria de Marina (Semar).

Este viernes, una sucursal del Banorte fue asaltada por dos personas, los cuales amagaron a los empleados y los obligaron a entregar el dinero en efectivo que tenían en caja.

El asalto se realizó en la sucursal ubicada en la avenida Universidad, en la Plaza Express, donde llegaron dos personas y aprovechando que no había mucha gente, lograron amagar a los empleados.

A pesar de que dentro de la sucursal existen vigilantes y cámaras de seguridad, los asaltantes lograron someter al personal y llevarse el dinero que habían cobrado, logrando huir en una motocicleta.

El banco cerró sus puertas para hacer una evaluación del monto robado y además por seguridad de los clientes; aunque se ejecutó un gran operativo de búsqueda, los asaltantes no fueron detenidos.

Antes, una unidad fue atracada en el estacionamiento de Plaza el Palmar, de donde tras romper uno de los parabrisas, los delincuentes sustrajeron diversos objetos de valor. 

Los hechos se registraron la noche del jueves, cuando el agraviado dejó estacionada su vehículo en el estacionamiento de este centro comercial, justo frente a la sucursal de Coppel que aquí se ubica. Tan sólo unos minutos bastaron para que al regresar, la unidad se encontrará siniestrada para robar varias maletas del interior. No es la primera ocasión que una situación así ocurre en este centro comercial.

También la madrugada de este viernes alrededor de 30 pasajeros fueron asaltados a bordo de un autobús de la empresa Autobuses de Oriente (ADO), marcado con el número 0628 procedente de México Central Tapo. Los afectados detallaron que el robo se presentó en la carretera federal entre Acayucan y Ciudad Isla, una zona donde constantemente se presentan este tipo de asaltos, por grupos que viven en la región.

Los pasajeros reportan haber sido golpeados para despojarlos de sus pertenencias por un grupo de delincuentes, que utilizando palos y piedras, lograron detener la unidad. Acusaron al conductor de hacer una parada que no estaba en su trayectoria y además no reportó el asalto, para evitar el cobro del seguro de viajero.