Política

SSP continúa rebasada por el hampa; FGE, ineficaz

noviembre 28, 2016

Coatzacoalcos, Ver.- Los abogados de Coatzacoalcos advierten que la inseguridad sigue descontrolada en la zona sur de Veracruz, aun cuando se ejecuta un esquema de vigilancia especial por parte de la Secretaría de Marina (Semar); los delitos de alto impacto van a la baja, pero no los asaltos y homicidios dolosos, por lo que sigue latente el riesgo de que los ciudadanos busquen hacer justicia por mano propia.

A pesar de que en toda la entidad se instaló un Mando Especial que cambio la estrategia de seguridad, los esfuerzos de las fuerzas federales y estatales no ha logrado apaciguar las diferentes regiones del estado.

Homero Gutiérrez Melchor, presidente de la Barra de Abogados, señaló que la inseguridad persiste en la zona sur de Veracruz y los grupos delincuenciales siguen operando, ahora no sólo en las grandes ciudades.

Consideró que en la zona sur se han incrementado los asaltos y robos a comercio, delitos que siguen impactando a las familias, por lo que aún sigue el éxodo de muchos de ellos a otros estados considerados más seguros.

Gutiérrez Melchor adujo que la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) sigue rebasada por parte de los grupos de la delincuencia y aunque reciben apoyo de las fuerzas federales, no han logrado generar los resultados que espera la ciudadanía.

El presidente de la Barra de Abogados indicó que además la falta de eficiencia de la Fiscalía General del Estado (FGE), con el nuevo sistema penal judicial tampoco abona a mejorar la seguridad en toda la región.

Refirió que no hay suficientes fiscales de control para desahogar los nuevos y viejos asuntos, abandonando muchos de los asuntos para darle prioridad a la búsqueda de fosas clandestinas, como lo señaló el fiscal, Luis Ángel Bravo.

Para los profesionales del derecho, la falta de atención de las corporaciones de seguridad y procuración de justicia, sólo está generando condiciones para que los ciudadanos busquen la justicia por su mano o que se sigan radicalizando las medidas de seguridad personales, con el incremento de la portación de armas.