Política

Morena se cierra a negociar; es un nuevo PRI que designa candidatos por dedazo: legislador

noviembre 23, 2016

El partido Morena hoy en día está secuestrado por la diputada federal Rocío Nahle García y por El señor de las ligas, René Bejarano, donde aquellos militantes y simpatizantes que aspiren a ser tomados en cuenta a un cargo directivo o de elección popular, primero deben ser sus compadres o amigos, reprochó el diputado Sebastián Reyes Arellano.

Por esta situación, por la ausencia de una agenda legislativa a favor de los pobres y porque muchos viven "azonzados" con Andrés Manuel López Obrador, es que decidió renunciar al partido Movimiento Regeneración Nacional.

Ahora como diputado independiente dijo estar dispuesto a negociar, platicar, acordar y sentarse a dialogar con quien sea para convencerlo de que respalden sus dos propuestas como son la creación de un sistema universal de salud para todos los veracruzanos, a fin de que reciban atención médica gratuita y un programa de fomento al empleo que brinden oportunidades de trabajo a todo el que lo desee sin ningún tipo de discriminación.

Recordó que tales propuestas las planteó cuando todavía militaba en Morena y las expuso ante sus demás compañeros electos, pero ahí les indicaron que la única línea era la de oponerse a todo por instrucciones de Andrés Manuel López Obrador.

De igual forma les impedían gestionar apoyos para los sectores de la población, pues sólo debían obedecer ciegamente las instrucciones de Rocío Nahle y López Obrador "y por si fuera poco, teníamos que aceptar que nos descontaran la mitad del sueldo para que el partido lo destinara en lo que quisiera", refirió.

En este sentido, destacó que Morena es el principal violador a la Ley Federal del Trabajo, pues trata a sus empleados y representantes populares sin respeto alguno, al arrebatarles la mitad de su sueldo "supuestamente para el financiamiento a universidades públicas, pero nunca han transparentado el uso de ese dinero".

Reyes Arellano comentó que él fue discriminado dentro de Morena, pero aun así decidió mantenerse durante un largo tiempo, pues dijo que todavía comulga con los estatutos, principios y doctrina de justicia social, donde se debe anteponer a las personas pobres y que menos tienen.

Sin embargo, al paso del tiempo se dio cuenta que eso sólo es en el discurso, pues hacia el interior del partido, en el caso de Veracruz, nadie puede aspirar a un cargo de elección, sino es por el dedazo de la diputada federal Rocío Nahle o de René Bejarano.

Señaló que ambos personales controlan a Morena y han comenzado a designar candidatos a las presidencias municipales, en su mayoría priístas o personas sin calidad moral. Para concretar esas postulaciones utilizan "al delincuente" de Manuel Huerta Ladrón de Guevara como su lugarteniente para denostar a quienes no simpaticen con ellos.

"Lamentablemente Morena se convirtió en un nuevo PRI, incluso hasta con los mismos militantes, y es una pena, porque realmente se presentaba como una verdadera opción de cambio y de justicia para los pobres. Por eso renuncié a Morena, pero creo en sus postulados y son bajo los cuales me regiré como diputado independiente para ayudar a la gente buscando que todos tengan un programa de salud universal gratuito y tengan un empleo digno y bien pagado", añadió.