Política

Anomalías en salarios y estudios de delegados; resultados, pobres

octubre 17, 2016

Con sueldos superiores a los 120 mil pesos mensuales, algunos ocultando lo que realmente ganan y sin el perfil adecuado para el cargo que desempeñan, los actuales delegados federales en Veracruz tienen resultados pobres que intentan disimular publicando algunas fotografías en sus redes sociales.

Priístas todos, varios son señalados de actos de corrupción en su pasado reciente, ya sea como funcionarios públicos estatales y algunos que se ostentan como licenciados, no aparecen en el Registro Nacional de Profesionistas de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Los delegados federales, son los representantes en Veracruz de cada dependencia del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, sin embargo, sus elevados sueldos y percepciones contrastan con sus perfiles académicos, así como con sus resultados.

Esta información se obtuvo a través de presentar solicitudes de información sobre las percepciones que reciben los delegados federales y de consultar sus perfiles académicos en los registros de la SEP.

Con un sueldo mensual de 115 mil pesos, el delegado de la Secretaría de Gobernación (Segob), Ángel Isaac Ochoa Pérez, encargado de coordinar a sus compañeros delegados y mantener un diálogo con el gobierno estatal para garantizar la estabilidad política, social y económica de la entidad, no cuenta con cédula profesional.

Aunque normalmente se presenta con el cargo de "licenciado", la realidad es que no aparece su nombre en el Registro Nacional de Profesionistas.

Conocida más por ser presentadora de espectáculos en Televisa Veracruz o como reinal del Carnaval de Veracruz, la actual delegada de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Anilú Ingram Vallines es la encargada del combate a la pobreza en la entidad, para lo cual percibe un sueldo que varía, pues en algunas quincenas es de 54 mil pesos y en otras superiores a los 100 mil pesos.

Anilú Ingram es licenciada en Administración de Empresas por la UNAM (aparece como Ana Guadalupe), además de contar con una maestría en Dirección de Gobierno y Políticas Públicas del Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset.

Cabe precisar, que dicho instituto, recibió una sanción por parte de la Secretaría de Educación Pública porque se comprobó que el PRI había comprado diversos títulos para sus agremiados en 2015, cuestionando la calidad y legalidad de dichos estudios.

Por tal razón, la Fundación Ortega y Gasset, con sede en Madrid, España, se deslindó de dicho instituto.

La actual delegada de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Elizabeth Morales García quien se presume como licenciada en Administración de Empresas tampoco aparece en el Registro Nacional de Profesionistas de la SEP.

Tal como lo hiciera en su pasado como alcaldesa de Xalapa, asegura tener un sueldo muy bajo, pues según la información que proporcionó, únicamente gana 23 mil pesos quincenales. Cabe recordar que como presidenta municipal de la capital, afirmaba tener un sueldo menor a 50 mil pesos, pero se filtró la nómina en la que aparecía con más de 300 mil pesos mensuales.

El delegado del Banco Nacional de Obras (Banobras), Salvador Manzur Díaz fue de los que decidió mantener oculto su sueldo, así como él mismo no informó a las oficinas centrales que era investigado por la Procuraduría General de la República (PGR) por los delitos de desvío de recursos y simulación de reintegros.

Hasta el día de hoy, el nombre de Salvador Manzur Díaz no aparece en el Registro Nacional de Profesionistas de la SEP, a pesar de que él se presume como licenciado en Economía. Donde sí aparece su nombre, es en el listado del juzgado federal por haber solicitado un amparo para evitar ser aprehendido por los delitos señalados.

La atención médica y otras prestaciones que ofrece el Instituto de la Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) a sus derechohabientes en Veracruz no están a cargo de un médico, sino de un licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Iberoamericana, como lo es Renato Alarcón Guevara.

Por tal cargo, recibe al menos de manera oficial cada quincena 57 mil pesos, es decir 114 mil pesos mensuales.

Sin nunca haber impartido clases en una escuela, con una licenciatura en Relaciones Internacionales y una maestría en Comunicación, el delegado de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en Veracruz, Erik Juan Antonio Porres Blesa cobra más de 100 mil pesos mensuales. Y es que algunas quincenas las cobra de 39 mil pesos y otras de 78 mil pesos.

Otros que decidieron mantener oculta la información respecto a sus salarios fueron el delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Octavio Legarreta Guerrero y el de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Pedro Yunes Choperena.