Municipios

Favorece crisis económica la violencia de género; repuntan casos, señala IMM

septiembre 10, 2016

Córdoba, Ver.- Es la situación económica el principal factor que orilla a que la violencia de género no pare, incluso si esta se trata de abuso sexual, señaló Martha Lilia Chávez, coordinadora del Instituto Municipal de la Mujer (IMM), quien consideró que se han tornado recurrentes los casos en la zona centro.

De los más graves que se han atendido dijo, son aquellos en donde se trata de familias compuestas, el padrastro abusa de la menor de edad y aunque al inicio se da la separación, en muchas ocasiones la mujer regresa con su pareja por la comodidad de tener quien la mantenga.

Inclusive, en uno de los casos que han recibido la menor queda embarazada del padrastro y aun así, al empeorar la situación económica, se ven obligadas a regresar con esta persona, expresó Martha Lilia Chávez.

Agregó que se ha tornado en una situación reiterada de este tipo de abusos en la región, especialmente de violencia con la pareja y por ende con las menores de edad, que se da en su mayoría en relaciones en las cuales la mujer es soltera y reinicia su vida amorosa.

Aunque parezca difícil de creer, añadió, en la mayoría de los casos la fémina se llega a enterar de estos abusos prácticamente cuando su hija ya está embarazada, pese a lo grave del asunto, el tema legal es mínimo pues son pocos los casos denunciados.

No obstante esta coordinación se entera de ellos al momento de hacer recorridos por la región, en donde es a través de pláticas que se registran este tipo de hechos, de ahí que es difícil generar una estadística.

Ante el temor de que pierdan la estabilidad económica prefieren callar la situación, además de que el varón ejerce una intimidación sobre las menores, por lo que el abuso se torna frecuente.

La funcionaria indicó que es importante detectar a tiempo estos síntomas de abuso infantil, pues pese a que una violación se puede dar por años, la coacción que ejerce el agresor sobre la niña la hace callar, aunque cuando este sale a la luz pública, puede también llegar a ser tolerado por la necesidad económica.

Este delito, explicó Chávez, es un ilícito de oficio, sin embargo debe de haber una denuncia penal, aunque lo más importante es que el caso se haga llegar al Desarrollo Integral de la Familia (DIF) para que se le dé atención inmediata.