Política

Niega Sesver primeros auxilios a corredor y muere

septiembre 10, 2016

El secretario de Salud y director de los Servicios de Salud de Veracruz (Sesver) Fernando Benítez Obeso anunció que llevarán a cabo una investigación con el personal médico y de enfermería del Centro de Salud, "Dr. Gastón Melo" para aclarar si se negó o no la atención a un hombre que sufrió un infarto a una cuadra de este nosocomio.

Durante la mañana del viernes, se informó sobre la muerte de un hombre en la calle Diego Leño, luego de que médicos y enfermeras del Centro de Salud "Dr. Gastón Melo", se negaron a dar los primeros auxilios a un corredor que sufrió un infarto y más tarde murió.

Los testigos aseguraron que acudieron a solicitar el auxilio al Centro de Salud, pero el personal médico a cargo de la doctora Patricia Meza se negó a autorizar la salida de los enfermeros, primero bajo el pretexto que no contaban con el servicio de urgencias, y después que el reglamento del centro impedía la salida del personal.

Lo único que proporcionaron fueron unos algodones con alcohol, pero no brindaron los servicios básicos.

Al respecto, el secretario de Salud dijo "eso es lo que estamos revisando qué paso al final. Se hará una investigación, siempre revisamos todo, la reunión con la gente del Centro de Salud, para ver cómo estuvo el incidente".

Sin embargo, el secretario de Salud expresó que este tipo de incidentes son responsabilidad de la naturaleza misma que cobra vidas y no por una negligencia médica.

Yo diría que la responsable fue la naturaleza. La naturaleza misma nos lleva a un incidente, accidente o padecimiento. No podemos llamar pues que todo, aunque sucede esto a una cuadra, le llamemos negligencia médica, señaló Benítez Obeso.

Desde el punto de vista del encargado de la salud de los veracruzanos, la muerte del señor en la calle Diego Leño es "por azares del destino que tú vas pasando por algún lugar y puedes padecer algún ataque, sea de epilepsia, o puede ser que te ahogues o puede ser de alguna arritmia y caigas en paro cardiaco".

Indicó que el hecho de que el señor haya fallecido a una cuadra de donde se ubica el Centro de Salud no significa que sea una negligencia médica. "Todo puede suceder, pero fue a una distancia, y no se puede decir que no hubo la atención", aclaró.

Finalmente consideró que en esos casos de urgencia, los transeúntes deben llamar de inmediato a la Cruz Roja para que auxilien al paciente.

"Ahí es lo mismo que sucede siempre, ahí es alguna de las personas que se acercan ahí, que es inmediatamente llamar a la Cruz Roja", finalizó Benítez Obeso.

Única ambulancia de la Cruz Roja "estaba ocupada"

El señor quedó tirado sobre el pavimento más de media hora, y aunque el hecho fue reportado al 066, fue muy tarde cuando llegó el servicio de ambulancia de la propia Secretaría de Seguridad Pública, y dio los primeros auxilios.

En tres ocasiones transeúntes fueron a pedir ayuda a médicos y enfermeras, pero nadie atendió, uno de los doctores dijo "Debe estar ahogado", "súbelo a un taxi", dijo más tarde.

Uno de los doctores fue a pedir permiso a la doctora Patricia Meza, pero esta negó la salida.

Lo único que pudieron proporcionar fueron unos algodones con alcohol, pero no brindaron los servicios básicos.

El servicio de la Cruz Roja no llegó, pues a decir de ellos, solo cuentan con una ambulancia y estaba ocupada.

Policías estatales llegaron a la escena y dieron los primeros auxilios al señor de poca más de 60 años, sin embargo ya era demasiado tarde, y murió más tarde.

Versión oficial rechaza negligencia

La Secretaría de Salud (SS) dio a conocer que por información proporcionada por trabajadores del Centro de Salud Gastón Melo, nunca se negó la atención médica a una persona del sexo masculino que transitaba este viernes por la mañana en una calle adyacente a la unidad médica, que convulsionó por un supuesto ataque de epilepsia, según refieren quienes pasaban por el lugar.

De acuerdo con la misma información, cuando se pidió la intervención del Centro de Salud para atender al paciente, se solicitó el apoyo de las personas que se encontraban junto con el convulsionado para que fuera trasladado a la unidad médica y recibiera la atención que el caso ameritaba; sin embargo, el hombre en ningún momento fue llevado a esa clínica.