Política

¿Protección civil?

agosto 09, 2016

En febrero del año pasado, Yolanda Gutiérrez Carlín se hizo cargo de la Secretaría de Protección Civil. Las razones de ello obedecen a cualquier tipo de consideraciones excepto la protección civil propiamente dicha, ya que este tipo de tareas específicas implican un grado de especialización que no admite improvisaciones administrativas, y mucho menos técnicas.

Toda vez que se trata de un sistema por el que los gobiernos proporcionan la protección y la asistencia para todos ante cualquier tipo de desastre o accidente relacionado con esto, así como la salvaguarda de los bienes del conglomerado y del medio ambiente. Hay dos aproximaciones modelísticas a este tipo de servicio: la militar, como el modelo norteamericano con la Guardia Nacional y que hasta la creación de la rama gubernamental civil funcionaba a solas en México; la otra forma de aproximación es la civil propiamente dicha, en las que el gobierno asume las tareas de diagnóstico de riesgos físicos, y por temporada que serán el cuerpo de su trabajo durante el año. Lo que implica que la tarea gubernamental de la protección civil no es coyuntural sino permanente, sistemática y acumulativa. No es el caso de las labores de protección civil en el estado, ni hoy, ni ayer. Basta atenerse a las temporadas de huracanes. Invariablemente la población civil es sorprendida y el gobierno rebasado por los fenómenos naturales, cosa imposible de evitar excepto en el capítulo de vidas perdidas.

Para la experiencia en huracanes que tiene Veracruz, habría que entender que a estas alturas somos capaces de evitar muertes cada que pega un fenómeno de éstos. No es así.

Las pérdidas materiales por deslaves, riadas, inundaciones y desbordamientos son en buena medida inevitables, aunque sí prevenibles. Las pérdidas de vidas humanas no. Si las hay son atribuibles a una tarea gubernamental deficitaria, no tanto a la imprudencia o necedad de la población.

La protección civil es una tarea eminentemente preventiva. No se ve, sin embargo, ningún esfuerzo gubernamental serio para informar y formar a la población civil: es una cultura de autoprotección. Tampoco se ve al ejército de "extensionistas" por llamarlos de algún modo, levantando mapas de riesgo, informando y educando a la población.

Luego, casi una década de existir Protección Civil en Veracruz, no hay especial diferencia, con todo y que los primeros esfuerzos ciudadanos en el estado datan de 1985, como lección de los terremotos en la Ciudad de México.