Sociedad y Justicia

Crece pobreza en sexenio de Javier Duarte; carencias en zona rural y urbana

julio 31, 2016

Orizaba, Ver.- El incremento de la pobreza en la mayoría de las familias veracruzanas es otro de los problemas que Javier Duarte ignoró en los seis años de administración, estudios revelan que el crecimiento de la precariedad no es exclusiva de las zonas indígenas sino que alcanza a regiones urbanas; mientras una familia veracruzana con sus ingresos mensuales compra una canasta básica, "en Querétaro o Ciudad de México compran hasta tres".

Tan sólo el año pasado los hogares veracruzanos ocuparon el cuarto lugar entre los estados más pobres del país, "a consecuencia del bajo nivel de sus ingresos corrientes, que fue de 10 mil 442.6 pesos, ese valor prácticamente es duplicado por los hogares de estados como Nuevo León, Ciudad de México así como Baja California sur que se duplica al cien por ciento", según revela Hilario Barcelata, coordinador del Observatorio de Finanzas Públicas de la Facultad de Economía de la Universidad Veracruzana.

Mediante un análisis, de este organismo no gubernamental, cuyos resultados fueron difundidos se concluye que dentro de los diferentes grupos de hogares de Veracruz se ubica a las personas más pobres que apenas perciben mensualmente 2 mil 186.4 pesos, valor que es 15 veces menor al ingreso que tienen otros hogares de 33 mil 508.8 pesos.

Si se compara el diez por ciento de la población más pobre, de Veracruz, "con los hogares de otros estados ubicados en el mismo rango, la entidad vuelve a ocupar los primeros lugares en pobreza por ingresos ya que mientras en la entidad, dichos hogares percibieron 2 mil 186 pesos, en otras entidades como la Ciudad de México, dichos hogares mantuvieron un ingreso de 4 mil 544 pesos, en Querétaro por su parte el ingreso fue de 4 mil 053 pesos y en Nuevo León fue de 3 mil 987 pesos".

Al contrastar esto, se observa que mientras las familias rurales "en Veracruz pueden adquirir sólo dos canastas alimentarias mensualmente, en el Estado de México personas en la misma situación pueden tener acceso a cinco canastas; en Querétaro compran cuatro, al igual que en Nuevo León y Jalisco".

Pero en la población urbana se vive la misma situación, "y en el mismo comparativo ellos pueden adquirir también únicamente dos canastas, mientras que en la Ciudad de México, Querétaro, Nuevo León y Jalisco pueden comprar tres; lo anterior refleja la imperante urgencia que existe en el estado, por generar mejores ingresos para la población en general y sobre todo para el sector más vulnerable el cual apenas recibe ingresos para comer, con lo que se imposibilita la inversión de estos hogares en el sector educativo y en salud".

Estas condiciones, se explica, "ocasiona que en Veracruz se siga incrementando tanto el rezago educativo como las deficiencias en salud, impidiendo el desarrollo de la población en sus actividades diarias y en las actividades económicas que realizan, manteniendo así una economía en atraso y contraída".

Unas de las razones por las que se tiene un incremento en la pobreza de las familias veracruzanas, "es la falta de inversión, por ello urge fomentarla y crear más empleos, los cuales deben contar con las prestaciones necesarias y deben ser bien remunerados".