Política

Fincar responsabilidad al gabinete saliente, reto para el próximo Congreso local: Arias

julio 31, 2016

El reto de la próxima Cámara que entra en funciones el 5 de noviembre, será fincar responsabilidad a todos los ex secretarios de Finanzas y Planeación (Sefiplan) que no informaron en tiempo y forma sobre el daño a las arcas estatales.

De este modo, lo planteó el economista e investigador de la Universidad Veracruzana (UV), Rafael Arias Hernández, quien reconoció que los integrantes de la LXIV Legislatura deberán "levantar la dignidad" de los representantes populares.

Pidió a los nuevos legisladores asumir la responsabilidad y comportarse como una Cámara plural, que no esté condicionada o sea abyecta a las órdenes del titular del Poder Ejecutivo.

Cuestionado por el monto real de la deuda pública del Estado, aseguró que a partir del primero de diciembre se tendrá claro cuál es el daño realizado a las arcas estatales: "están discutiendo el pasado, pero el daño mayor se va a ver cuando se tengan los resultados del histórico y catastrófico último año de gobierno (…), ahora sólo es la punta del iceberg".

Arias Hernández afirmó que el primer responsable de rendir cuentas y dar a conocer los pasivos del Estado es el titular de la Sefiplan, y para ello, se tiene que llamar a rendir cuentas a todos quienes han pasado por ese puesto: "simple y sencillamente se debe establecer responsabilidades a todos los que no informaron sobre el tamaño del daño real (…) lo bueno está por venir cuando se sepa lo ejercido y lo entregado en el 2016".

Hay que mencionar que por Finanzas y Planeación pasaron el ex diputado federal Fernando Charleston, el actual titular de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP), Tomas Ruiz; el delegado del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), Salvador Manzur; y el ex contralor, Mauricio Audirac Murillo.

Comentó que la nueva Cámara deberá reivindicar el trabajo que se hace desde la Comisión de Vigilancia, que en los últimos tres años ha sido omisa, y asumir su responsabilidad que es rendir cuentas y sancionar a los responsables.

"Lo que hay que exigirles a los diputados es que en lugar de levantar el dedo, levanten su dignidad (…) se tiene que analizar las cuentas, se deben recibir los informes y las comparecencias y pedir información real y si mienten los responsables son causantes de un delito".