Política

Urgen a titular de SIOP comparecer y detallar cambios a túnel sumergido

julio 07, 2016

El diputado local Joaquín Guzmán Avilés señaló que es urgente la comparecencia del titular de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP), Tomás Ruiz González, para que explique en cuáles términos se firmó la modificación al título de concesión del túnel sumergido de Coatzacoalcos, pues la obra lleva 14 años, miles de millones de pesos invertidos, una gran cantidad de observaciones y sin fecha para entrar en funcionamiento.

Desde ahora, dijo, se puede contar como una promesa más incumplida por parte de Javier Duarte el echar a andar esa obra, que ayudaría en la comunicación al sur de Veracruz, porque lleva meses sin avanzar un solo centímetro.

Comentó que a un año de que se otorgara a Grupo Carso la concesión para que finalizara la construcción del túnel sumergido, éste sigue en las mismas condiciones y no se ve que pueda ser terminado.

Ante esto, señaló que sería conveniente una comparecencia del titular de la SIOP, de quien prácticamente no se sabe nada de su trabajo, pues da la impresión de que desapareció de la faz de la Tierra. "El secretario por obra de magia desapareció, a lo mejor anda en otro estado o país, porque no aparece por ningún lado y uno va a buscarlo y los que salen a recibir son los subsecretarios", agregó.

Refirió que el puente sumergido fue concesionado hace un año al Grupo Carso con la intención de que en el lapso de un año fuera concluido y ese año prácticamente ha transcurrido y no hay avances.

"Cuando hace un año la mayoría de los diputados aprobó esa concesión, nosotros los panistas advertimos que ni con esa concesión el túnel sería concluido; ahora ya estamos en junio y el túnel no ha sido terminado", añadió.

Joaquín Guzmán Avilés recordó que el túnel sumergido es una obra que tiene 14 años y que implica un enorme desvío de recursos ante lo cual se solicitará al Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) que informe cuál es la situación de esta obra, ya que durante su construcción se considera que ha habido malversaciones y el ente fiscalizador no ha informado del daño patrimonial que con toda seguridad hay.