Política

Desvíos, encubrimiento y falta de experiencia, en el haber de la terna propuesta por JDO para sala anticorrupción

julio 07, 2016

El gobernador Javier Duarte de Ochoa envió al Congreso local la terna de aspirantes a ocupar el cargo de magistrados de la nueva Sala Anticorrupción. En la lista aparecen tres priístas: Francisco Portilla Bonilla, Guadalupe Porras David y Alberto Tomasini Martínez, los primeros dos señalados de actos de corrupción.

Ninguno de los tres tiene experiencia dentro de la carrera judicial, salvo como indiciada, en el caso de Guadalupe Porras; mientras que Francisco Portilla hace 20 años ocupó durante algunos meses la oficina de procurador General de Justicia, mientras que Tomasini Martínez carece de alguna experiencia previa.

En la terna, que tentativamente no será votada en la sesión de este jueves, pues apenas ingresará en la correspondencia y, por tanto, sería hasta la próxima semana, el mandatario estatal justifica la experiencia, capacidades y probidad de sus propuestas.

Sin embargo, Guadalupe Porras David actualmente está indiciada, como consta la investigación ministerial FESP/ 245/2014/Mesa IV, por la presunción de los delitos de abuso de autoridad y desvío de recursos, en agravio de la función pública. Entre los desvíos de recursos resalta que durante su administración presentó como una obra concluida la construcción del puente Capoacán, obra de la cual sólo existen los pilotes y hasta la fecha no ha sido concluida.

En el caso de Portilla Bonilla se le señala de haber encubierto al ex alcalde de Córdoba, Juan Lavín, en un desvío de recursos superior a los 100 millones de pesos. También, el ahora aspirante a magistrado fue parte de la actual administración estatal como secretario ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública, que fue observada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre desvío de recursos.

El tercer aspirante es Alberto Tomasini Martínez, quien desde marzo era asesor jurídico del gobernador Javier Duarte de Ochoa, como titular de la Oficina de Consejería Jurídica. A pesar de que existen jueces o abogados con grados de preparación académica que llega a las maestrías, doctorados, posdoctorados y especializaciones, el mandatario estatal escogió a Guadalupe Porras con apenas título de licenciada en Derecho desde el año de 1979; Francisco Portilla desde el año 1980 y Alberto Tomasini desde el 2002.