Política

Se burlan de Bahena en Congreso; reubican su curul en área priísta tras renunciar a AN

junio 10, 2016

En medio de burlas, chistes y señalamientos regresó al Congreso local el diputado local y ex panista Domingo Bahena Corbalá, quien a días de la elección renunciara al PAN, por considerar que Miguel Ángel Yunes Linares era un mal candidato, señalado de corrupción y que no garantizaba el triunfo para su ex partido.

Ahora, dijo, se mantiene en su postura de que no es un buen candidato, porque no ha aclarado de dónde proviene su riqueza que le permitiera comprar departamentos en Nueva York, aunque admitió que en un principio sí firmó y avaló la candidatura de Yunes Linares.

Por ello, al llegar al Congreso se escucharon las burlas y risas de parte de todos los diputados locales, y el morbo se concentró cuando buscó su asiento en medio de la bancada panista, pues sus ahora ex compañeros le dijeron que su asiento se encontraba en otro lado, junto al de los priístas.

Sin embargo, cada uno de los diputados panistas le sonrió burlonamente y le dieron la mano para saludarlo y preguntarle cómo se encontraba, a lo que Domingo Bahena les respondió con tibieza que estaba bien.

Señaló que se mantendrá como diputado independiente hasta el término de la presente Legislatura y descartó que pudiera incorporarse al grupo que intenta conformar Francisco Garrido Sánchez con varios legisladores de otros partidos que estarían renunciando a su militancia.

Bahena Corbalá reconoció que en un principio sí había firmado y respaldado la candidatura de Yunes Linares, pero al saber de los casos de corrupción y enriquecimiento inexplicable ya no estuvo de acuerdo en respaldarla, por tanto decidió renunciar a Acción Nacional.

"Yo no le cambio nada a la carta que envié a Ricardo Anaya, pero también quiero dejar en claro que no me presionaron desde gobierno estatal ni me compraron de parte del PRI, ni negocié mi renuncia", agregó.

Luego de saludar a sus ex compañeros panistas y ver que ya no tenía acomodo en la curul que ocupaba, fue el secretario general del Congreso local, Francisco Portilla Bonilla, quien le indicó que ahora ocupará otro asiento rodeado de priístas, verde ecologistas y aliancistas.