Política

De las dudosas ayudas

junio 02, 2016

La sociedad es un hecho natural, decía Aristóteles, siempre y cuando dicha asociación tienda al bien, es decir, al accionar ético y moral en beneficio de sus asociados. De allí que las formas de gobierno, las organizaciones políticas y los gobiernos propiamente dichos sean estudiados y valorados bajo el impacto y consecuencias que tienen para los gobernados.

Al margen de su definición ideológica, y del sistema político en el que funcionan, los gobiernos se singularizan y hacen o no historia por la naturaleza y justeza de sus decisiones en relación con los gobernados. Eso hará que un gobierno sea democrático o demagógico; autoritario o tiránico, o simplemente oclocrático. Aristóteles definía la oclocracia como el gobierno de las muchedumbres, de los necios. La degeneración grotesca de la democracia, peor que la demagogia según JJ Rousseau.

Muchas de las decisiones tomadas en esta administración han sido harto controversiales y definidas como contrarias al interés de los gobernados. La decisión de encarcelar a una activa participante de redes sociales bajo el incoherente cargo de "terrorismo"; la decisión en distintos momentos de desalojar a jubilados, a maestros y a estudiantes de una plaza pública por medio de la fuerza; la tendencia de desacreditar el trabajo de periodistas asesinados por desempeñar además "otro" oficio; la indiferente distancia mostrada ante familiares de víctimas de la violencia; el buscar apalancamiento financiero en la reserva técnica del Instituto de Pensiones; la caprichosa amenaza del dueño de un equipo futbolístico de llevarse su patente en caso de que perdiera el PRI, su partido.

Decisiones todas que fueron alimentadas, racionalizadas y algunas de ellas instrumentadas por una parte oscura y sin rostro de los procesos de toma de decisiones, asesores, consejeros y "ayudantes", que si nos atenemos a los resultados, consistentemente han emproblemado al gobierno completo.

Justo el caso de los desatinados ataques recientes a oficinas partidarias.