Municipios

Crece número de las tomas clandestinas en Veracruz

mayo 23, 2016

Poza Rica, Ver.- De acuerdo con un reporte de la Dirección Corporativa de Administración y Servicios de Petróleos Mexicanos (Pemex), durante abril de este año, en la entidad fueron detectadas un total de 59 tomas clandestinas en el estado de Veracruz, lo que le sitúa al estado en el cuarto nivel nacional, siendo Puebla la demarcación con mayor número de casos.

En el informe fechado al nueve de mayo de 2016, la empresa productiva del Estado, destacó que en el territorio nacional se detectaron un total de 511 tomas clandestinas en instalaciones petroleras para robo de combustible.

Se desglosa que a razón de departamentos, en Veracruz se registraron 40 de estas tomas ilícitas en Tierra Blanca, 19 en Coatzacoalcos y 7 en Poza Rica, aunque cabe señalar que en el caso de este municipio, se incluyen las reportadas en municipios del estado de Puebla, pero que se ubican dentro de la jurisdicción de Poza Rica.

Destaca que a nivel nacional, es en el departamento de Salamanca, Guanajuato, donde se contabiliza un mayor número de estas instalaciones, con un total de 110, dada la cercanía de la refinería.

En un comparativo con el último mes del 2015, el número de tomas clandestinas se ha incrementado en Veracruz. En diciembre pasado se cuantificaron únicamente 19 tomas, en tanto que en abril sumaron 59.

Luivan Portilla, director general de Ethics Global, división de Línea de Denuncia de Webservice, señaló a La Jornada, según se publica el 22 de mayo en el artículo Facilitan empleados de Pemex robo de combustible: consultoría, que la información para realizar la ordeña de ductos se origina desde el interior de la empresa productiva del Estado y no se trata de simples bandas delincuenciales que lleguen a colocar las tomas clandestinas.

Pemex anunció en febrero de 2015, una nueva estrategia para tratar de disuadir a los llamados chupaductos, distribuyendo a través de la red de ductos, combustibles, gasolina y diesel, aún no terminados; este proceso se concluiría en las estaciones de servicio. No obstante, es notorio el incremento en el número de tomas clandestinas a nivel nacional.

En febrero de este año, un ducto explotó en el municipio de Tierra Blanca, cuando un grupo de chupaductos pretendía ordeñar combustible. Un mes antes, el gobernador Javier Duarte de Ochoa había declarado que la violencia en el sur del estado era producto de la lucha entre bandas rivales por controlar el robo de combustibles.