Economía

Aún no estima Pemex afectación en sur de Veracruz por el recorte presupuestal

mayo 23, 2016

Coatzacoalcos, Ver.- Petróleos Mexicanos (Pemex) informó que hasta el momento no ha sido cancelado ningún proyecto en la zona sur de Veracruz y tampoco han sido despedidos trabajadores sindicalizados o de confianza debido al recorte de 100 mil millones de pesos a su presupuesto.

A través de la respuesta a la solicitud de información con folio 1857200062716 obtenida luego del recurso de revisión RDA 2443-16, la empresa precisó que en dado caso de tomarse tales medidas éstas serán aplicadas hasta el mes de julio del año en curso.

"Una vez aplicado el recorte presupuestal anunciado, hasta el mes de julio es cuando los dueños de los proyectos actualizan la información sobre las obras y de las que no es actualizada, se consideran canceladas", manifestó.

Pemex subrayó que la información solicitada por este reportero es inexistente, pues no hay tal en la Dirección Corporativa de Finanzas, lo cual fue confirmado por el Comité de Información en su Décima Primera Sesión Ordinaria 2016, llevada a cabo el 17 de marzo de 2016.

Sin embargo, insistió en que las líneas de negocio "aún no han precisado y en qué grado, serán afectados los proyectos en los municipios referidos y por lo tanto, el Corporativo de Petróleos Mexicanos, aún no ha podido realizar las afectaciones presupuestales en dichos proyectos".

A pesar de lo anterior, en marzo de este año la empresa anunció el cese de 38 trabajadores de confianza en el municipio de Coatzacoalcos.

El oficio 1097-2018, formulado por la Subdirección de Relaciones Laborales y Servicios al Personal de la Gerencia de Relaciones Laborales y Servicios al Personal Sur, estableció que los 38 petroleros enlistados causarán baja a partir del próximo siete de marzo del año en curso.

La agrupación disidente denominada Coordinadora por la Defensa de Pemex consideró que la medida obedeció a los efectos de la Reforma Energética y, al mismo tiempo, significó el inicio de una serie de protestas de parte de los petroleros afectados por los despidos como por la falta de pago y empleo en los complejos petroquímicos de la región.