Sociedad y Justicia

Gobierno no perdona que colectivos de desaparecidos exhiban su incapacidad, reclama activista

mayo 15, 2016

Orizaba, Ver.- El gobierno del estado no les perdona a los colectivos de búsqueda de desaparecidos que lo exhiban como un ente ineficaz y negligente en las indagatorias de los casos; tampoco los apoyan en el hallazgo de sus familiares y argumenta que no hay "ni dinero, ni personal" para hacerlo, hay casos en que la Fiscalía General del Estado (FGE) entregó restos humanos a familias equivocadas e incluso el hostigamiento en su contra se recrudeció tras la reciente reunión que tuvieron con Luis Ángel Bravo Contreras, "nosotros no pedimos estar así", denuncian.

La activista Aracely Salcedo, reafirma que las desapariciones en el estado, contrario al discurso oficial, van en aumento, "siguen llegando, se siguen sumando. Las desapariciones no son casos aislados. Estamos sumidos en dolor, tristeza desde el día que se llevaron a nuestros hijos. Tenemos fe, esperanza de encontrarlos con vida y si así no fuese también los buscamos hasta encontrarlos".

A raíz de la llegada de la Brigada Nacional de Búsqueda se desató una cacería en contra de los activistas, que desde hace años, buscan a sus familiares desaparecidos "y muchos de ellos a manos de policía estatales"; cuando los integrantes de la brigada nos respaldaron en la búsqueda, cuenta Aracely Salcedo Jiménez, activista desde hace cuatro años, que su hija Fernanda Rubí Jiménez, desapareció, "se comprobó que los restos encontrados (en la región de Córdoba) eran humanos y empezó el hostigamiento hacia muchos integrantes del colectivo".

Pero tras la reunión que integrantes de colectivos tuvieron con el fiscal general del estado, Luis Ángel Bravo Contreras (el pasado 28 de abril), el acorralamiento se recrudeció, "uno de ellos es el acoso que el ayuntamiento de Orizaba hace en mi contra en el que incluso se me considera como un peligro para la sociedad; me acusan de traer gente inacreditable (sic) y armada, cuando todos sabemos las causas de esta situación".

Este acoso, "sabemos desde donde viene. Nosotros no somos delincuentes, criminales. La delincuencia está en el gobierno, cuando nos reunimos con el fiscal general (en abril pasado) teníamos 40 casos (de personas desaparecidas) y en 30 de ellos están implicados elementos de la policía del estado. Fueron policías estatales los que se llevaron a hijos y familiares de esas personas que ya se sumaron a la búsqueda".

Las fosas que integrantes de la Brigada Nacional de Búsqueda localizó en los municipios de la región "están bajo custodia de la Policía Nacional Científica, este viernes personal de la Seido (Subprocuraduría Especializada en Investigación en Delincuencia Organizada) llegaron para la colaboración incluso ya se iniciaron las investigaciones en materia de ADN, para que se tomaran las muestras a los familiares de los desaparecidos". Sin embargo expone que la búsqueda de más fosas no se ha detenido, "se sigue trabajando, pero la FGE no cuenta con el suficiente personal para hacer los peritajes y si seguimos abriendo más fosas, entonces quién va a quedar en cadena de custodia, entonces se colapsa el sistema. La Fiscalía General del Estado argumenta que no tiene dinero, ni personal, entonces qué vamos hacer".

Hay casos de compañeros que han recibido cuerpos, o restos, de personas que no corresponden a sus familiares desaparecidos, como ocurrió en la ciudad de Xalapa, ese es el riesgo que se corre si se abren más fosas clandestinas.

"Sociedad insensible"

Pero la marcha que ayer emprendieron familiares de desaparecidos, no tiene el respaldo que ellos esperan, reconoció que en la sociedad hay mucha indiferencia que se refleja en la forma con la que es visto el movimiento.