Perspectiva de género
mayo 07, 2016 |

Pese al terreno que sin asomo de duda han tomado para sí las mujeres del país, incuestionablemente éstas siguen siendo la parte vulnerable y en desventaja estructural de la sociedad. Basta apelar al ejemplo que, pese al obsceno número de mujeres asesinadas en el estado, el gobierno se resiste a declarar la alerta de género.

A mediados de abril, la directora del Instituto Veracruzano de la Mujer (IVM), en chocante exhibición, argumentaba que era el gobierno federal quien debía emitir la alerta. En esa misma lógica habría que preguntar si por razones de eficiencia presupuestal y para evitar confusiones al respetable, sería mejor desmontar al gobierno veracruzano y declarar un nuevo distrito federal al estado soberano de Veracruz. Especialmente ahora que tanta falta hace luego del cambio de nombre a "Ciudad de México", o CDMX, si se prefiere.

Frente al desolador panorama que se ofrece a las mujeres en la entidad, la presidenta del Observatorio Ciudadano por la Equidad de Género AC, Minerva Cobos Lucero, subrayó la hipócrita simulación gubernamental que hace nugatoria toda posibilidad de avance real en esta cuestión.

Es imperativo eliminar todo tipo de tratos discriminatorios contra cualquier grupo. Pero lo que específicamente concierne a la mitad de la población del país, las mujeres, el tema se ha vuelto impostergable, particularmente en Veracruz. Es obligado que todos los gobiernos asuman con seriedad la instrumentación de políticas diferenciadas que tomen en cuenta las condicionantes culturales, económicas y sociopolíticas que alientan la discriminación femenina.

Comportamientos alentados por ideas y prejuicios ultramontanos que terminan por determinar el aprendizaje social y que, en no pocas ocasiones, cuestan vidas.

Las fotos del día