Sociedad y Justicia

Prevén maestros de zona centro más represión con nuevo paro de CNTE

abril 29, 2016

Orizaba, Ver.- La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) además del Movimiento Magisterial Popular Veracruzano (MMPV), tanto en la región urbana como en la sierra de Zongolica, se preparan para participar en la huelga general en mayo próximo aunque reconocen que no descartan una embestida tanto por la misma Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) como por la dirigencia sindical del SNTE en las secciones 32 y 56.

Maximino Jiménez Antonio, representante del Frente Popular Revolucionario (FPR) y a la vez integrante de la Coordinadora, dio a conocer que los comités de este organismo en las escuelas de la región analizan las condiciones en las que se encuentran para participar en la huelga general convocada para el 15 de mayo.

"Hay mucho malestar entre los compañeros por la forma en la que la SEV y la SEP reprimen a los maestros, en especial aquellos que no participaron en la evaluación educativa", incluso revela una serie de acciones con las que se comprueba que el gobierno del estado inició una campaña represiva en contra de los maestros disidentes.

"Aunque se diga que no hay represión, es falso. Hay casos de compañeros a los que se les notificó de su práctico despido de su fuente laboral, pero además se les retuvo el salario. Ellos siguen trabajando y lo hacen sin cobrar. Hay otros casos en los que los compañeros son trasladados de su fuente de trabajo a otro lugar y con ello se afecta la economía familiar. En fin hay una campaña permanente en contra de aquellos que no estamos alineados a lo que la autoridad ordene por conveniencia".

Por ello, señala, ya iniciaron las reuniones de evaluación para determinar las acciones con las que se sumarán al paro laboral del 15 de mayo en protesta por los atropellos de los que son objeto.

No obstante, reconoce que entre los maestros veracruzanos pese a las condiciones de inconformidad que hay, existe un dejo de miedo "debido a la intimidación y presión que ejercen los delegados y dirigencias sindicales tanto de la Sección 32 como de la 56 del SNTE, por eso se detienen", según da a conocer.

El movimiento disidente no ha terminado, "ni ha sido extinguido como lo quiere presumir el gobierno del estado y las mismas dirigencias sindicales, estamos trabajando de forma constante pero con acciones de resguardo para evitar ser sancionados como ha ocurrido con otros compañeros pero es un hecho que hay una gran inconformidad de parte de los mismos trabajadores de la educación, sólo que somos inteligentes, ya aprendimos a no meternos en problemas y por eso lo hacemos de una forma sigilosa".

En los siguientes días, la CNTE daría a conocer el plan de acción que se aplicaría en su participación en el paro nacional del 15 de mayo.