Política

Tardía, la Ley de Disciplina Financiera para Veracruz; encara estado su peor crisis: CCE

abril 29, 2016

La Ley de Disciplina Financiera para las entidades federativas y municipios llegó demasiado tarde para Veracruz, porque hoy en día se vive la peor crisis financiera en la historia del estado, que ha derivado en afectar la economía, la educación, la salud, el combate a la pobreza y existe una alta desconfianza de la sociedad con sus autoridades, mencionó el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Xalapa, Luis Palacios Macedo.

Dicha ley, promulgada apenas esta semana por el presidente Enrique Peña Nieto debió haber operado para ser aprobada en el primer año de su gobierno, pues sólo en Veracruz el presupuesto estatal ha quedado comprometido para los próximos 30 años, es decir, que cuando menos cinco gobernadores pagarán la deuda contraída por la administración de Javier Duarte.

"Recuerdo en el sexenio del presidente Vicente Fox, antes de que éste otorgara libertad a estados y municipios para adquirir prestamos financieros, sólo podían endeudarse con 25 por ciento de sus participaciones federales y consideró que se está regresando ahora con esta ley a ese porcentaje, pero entre ese momento y ahora hubo una falta de reglamentación que permitió casos como los de Veracruz".

El dirigente empresarial aplaudió la nueva ley y la consideró un logro por parte del Congreso de la Unión y el presidente Enrique Peña Nieto, pero insistió que llega demasiado tarde, pues un año de años antes, hubiera evitado el mayor endeudamiento en la historia de Veracruz.

"La única salida que tiene el gobierno veracruzano es que los siguientes gobiernos se aprieten el cinturón, acceder a créditos blandos, adelgazar el sistema de gubernamental, sus gastos corrientes, pues el daño financiero es irreversible para el estado", manifestó.

Señaló que la deuda de Veracruz no se podrá pagar ni en 30 años aunque a eso está programada, pero estimó que a lo mejor sube el presupuesto federal para los estados y sea menos el tiempo, pero el interés de los créditos está matando las finanzas estatales y eso quita capacidad de crecimiento para la entidad.