Política

Deficiente, organización de debate; denuestos sustituyeron propuestas

abril 25, 2016

¡Uhh! ¡Ahh! Y muchas risas se escucharon en la muy improvisada sala de prensa para cubrir el debate por el Organismo Público Local Electoral (OPLE) entre los siete candidatos a la gubernatura, cuando entre ellos se atacaban.

Pero no faltaron las porras a favor del candidato priísta, pero no por parte de ningún comunicador, sino por las docenas de priístas que se metieron a la sala de prensa, cuando les cerraron la puerta en la nariz en el salón donde se desarrolló el debate.

Y es que los asistentes, simpatizantes y buscachambas de cada uno de los siete candidatos no quisieron gastar ni en un refresco en el restaurante del hotel donde se desarrolló el evento y optaron por hacer uso de su prepotencia para meterse en la sala de prensa.

Por esta razón, pero sobre todo por las fallas cometidas por el OPLE los 5 millones de pesos que se gastaron en la realización del debate no sirvieron de mucho, pues las fallas de la transmisión fueron denunciadas además que la señal de Internet fue prácticamente inexistente.

Todavía no comenzaba el debate y los ataques ya habían comenzado, pero contra la empresa Pronuver, contratada por los consejeros del OPLE para la organización del evento, pues en un reducido salón para no más de 100 personas llegaron a haber hasta 300.

Dicha empresa como el personal del OPLE demostraron que estaban improvisando en el evento, pues la falta de internet provocó que comunicadores tuvieran que andar por los pasillos del hotel en busca de señal, mientras que priístas o dirigentes de Alternativa Veracruzana (AVE) plácidamente descansaban en sillones observando el desarrollo del evento.

Aunque se suponía habría una confrontación de ideas, las propuestas fueron lo que menos se escuchó de parte de los candidatos y el comentario generalizado en la sala de prensa es que se trataba de una lucha de "todos contra el Yunes azul".

Sin embargo, quienes lograron conseguir sacar risas como si fueran comediantes fue el candidato independiente Juan Bueno Torio, primero en decir que los veracruzanos ya están hasta la madre de tanta corrupción, y después cuando le dieron el turno y se encontraba distraído y brincó de la sorpresa de que le tocaba hablar.

También la candidata del Partido del Trabajo (PT), Alba Leonila Méndez Herrera dio mucho de que hablar, por su falta de propuestas y que siempre le sobraba tiempo en sus intervenciones, salvo cuando se dedicaba a atacar al panista Miguel Ángel Yunes Linares.