Política

Voto de castigo podría definir al ganador, estima Rafael Vela, investigador de la UV

abril 11, 2016

Tras los resultados de las últimas encuestas sobre los próximos comicios, se mantienen hipótesis sobre las preferencias del electorado, cerrando la contienda entre el PAN-PRD y PRI-partidos satélites, no obstante el voto de castigo definirá al virtual ganador, señaló Rafael Vela, del Instituto de Investigaciones y Estudios Superiores Económicos y Sociales (IIESES), también director de Consultoría Enfoque Veracruz.

El investigador de la Universidad Veracruzana (UV) explica que a finales de octubre 2015 particulares contrataron los servicios de consultoría para conocer la tendencia que se advertía entre el preámbulo de la alianza fraguada entre el Acción Nacional (PAN) y Partido de la Revolución Democrática (PRD) en relación al Revolucionario Institucional (PRI) y sus aliados, cuyos resultados ya arrojaban que las cifras favorecían a la coalición entre el sol azteca y el blanquiazul por 11 puntos porcentuales.

Expone que al utilizar la metodología de encuestas cara a cara sobre las preferencias electorales, el candidato Héctor Yunes Landa llevaba la delantera por casi un punto porcentual a su primo Miguel Ángel Yunes Linares, sin embargo, para marzo la inclinación entre partidos fue distinta, "la situación se advertía muy cerrada, aunque en conclusión era muy claro que la alianza (PAN-PRD) podría ganar la próxima gubernatura del estado de Veracruz".

No obstante, remarcó que coincidente con la encuesta publicada por Berumen y Asociados en marzo, actualmente se mantiene la hipótesis hegemónica del bloque "Para Rescatar Veracruz" sobre la orquestada por el PRI, Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Alternativa Veracruzana (AVE) y el Partido Nueva Alianza (Panal).

"Podría cerrarse en términos de candidatos pero en todo caso no son los simpatizantes de uno o de otro partido los que la definen, si se suman los votos que obtuvo el 7 de junio del año pasado el PAN con los del PRD no alcanzan al número que tienen PRI, PV y AVE, es mucho mayor, empero quienes van a decidir quién va a ganar es un contingente de personas que anteriormente votaron por el PRI o que jamás votarían por el PAN o PRD, o ciudadanos que simplemente antes no votaban", expresó.

El investigador estimó que será una elección copiosa, superior al 60 por ciento de participación ciudadana sobre la intención de voto, "regularmente en este tipo de elecciones anda entre 58, 59 por ciento, pero yo creo que va a ser como del 65 por ciento la frecuencia, pero los ciudadanos que están enojados con el gobierno del estado son los que van a determinar la elección".

Asimismo, calculó que la coalición PAN-PRD obtenga un millón de sufragios por labor político-electoral, aunada a alrededor de 400 mil votos inclinados por alguna de las alianzas que encabezan las preferencias.

Puntualizó a La Jornada Veracruz que la población que determinará los resultados no acudirá a las urnas por convicción política o por los resultados del esfuerzo propagandístico o de campañas, sino claramente ante una postura centrada en el voto de castigo contra el tricolor.

Cuestionado ante el avance del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en el escenario político estatal y la participación como contendiente de Cuitláhuac García comentó: "Está muy claro, esto va a ser entre Héctor Yunes o Miguel Ángel Yunes, de acuerdo con las encuestas que acabo de levantar en la zona metropolitana de Xalapa no tienen ninguna posibilidad, ninguna".

A su vez descartó que entre los otros aspirantes como Juan Bueno Torio, ex panista vía independiente, o Alejando Vázquez Cuevas, del Partido Encuentro Social (PES), tengan mínima oportunidad pese a su presunto financiamiento por parte del gobierno del estado para restarle votos a la oposición.

Destacó que frente a la poca legitimidad con la que cuenta el Organismo Público Local Electoral (OPLE) al ser conformado por elementos notoriamente vinculados al PRI y a la estructura de gobierno, máxime al admitir en su labor como árbitro diversas irregularidades, es muy factible que se impugnen los resultados ante una contienda muy reñida, de la mano con la suspicacia ciudadana.

En cuanto a las primicias de la próxima Legislatura local, previó que de acuerdo a los resultados de encuestas, se verá muy dividido, "De los 30 diputados por elección directa le podrían corresponder 16 a PAN-PRD y 14 al PRI y si se diera la distribución de los plurinominales, la alianza PAN-PRD podría tener ligera mayoría aunque Morena podrá ganar Xalapa y Coatzacoalcos".

Factores determinantes hacia

una posible alternancia

Rafael Vela consideró que estos comicios son especiales debido a la enorme carga de factores que pesan en Veracruz para modificar las tendencias que darían lugar a la alternancia por la importancia en la lógica nacional ante el peso del padrón de la lista nominal veracruzana en el conjunto nacional para la elección presidencial en 2018.

"Las diputaciones estarán divididas, pero dentro de las planillas del PRI y PV, sin conocer Veracruz el presidente nacional (del tricolor, Manlio Fabio Beltrones) se quiere encartar en la presidencial y por eso vino y metió mano poniendo a siete candidatos directamente de los 30 que van a contender en ellas".

De perder Veracruz, afirmó que dilapidaría su oportunidad de ser presidenciable, "Creo que aquí le está abogando las contras el secretario de Gobernación (federal, Miguel Ángel Osorio Chong) por eso es que incluso no le sueltan el recurso a Héctor Yunes, se empieza a complicar la situación".

Recordó que al concluir la administración de Javier Duarte de Ochoa, de acuerdo al análisis presentado por Hilario Barcelata, coordinador del Observatorio de Finanzas Públicas de la UV, se prevé que la deuda del estado sumará 120 mil millones de pesos.

Por ello, Vela Martínez asegura que ante el endeudamiento abismal, cuyo destino se ignora y presume en malversación, las obras están estancadas, tales como hospitales en toda la entidad y el túnel sumergido.

Aunado, refiere, la lista de compromisos adquiridos por el gobernador al comienzo de su gestión, tales como la creación de parques industriales y generación de puestos laborales, es un catálogo de promesas incumplidas. "En seis años no se generaron ni 60 mil empleos de los 400 mil que él se comprometió, si se evalúa el Plan Veracruzano de Desarrollo todo es ‘no cumplido".

Además enfatizó que sólo de los señalamientos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) para la Cuenta Pública 2014 apuntan que más del 50 por ciento de los programas gubernamentales se incumplieron las metas puesto que sólo de 2011 a 2014, 35 mil millones de pesos observados como irregularidades no aterrizaron en los proyectos.

Si bien lamentó que durante los periodos de Fidel Herrera y Javier Duarte, funcionarios amasaron verdaderas fortunas de la noche a la mañana, más allá del peculado, lo que ha resultado "imperdonable" para la sociedad veracruzana son los perjuicios ocasionados al Sector Salud.

La administración actual, ejemplificó, se ha caracterizado por privar de medicamentos a pacientes en etapa terminal, enfermos de cáncer, diabetes y VIH, lo que fuera de toda ambición, resulta inhumano. Del mismo modo, mencionó no sólo la falta de inversión en materia educativa, sino el despojo a la Universidad Veracruzana, "lo más grave de que hayan privado de recursos a la Universidad es que en los próximos años muchos jóvenes que querían ser profesionistas no lo van a lograr, no podrán entrar a una institución de educación superior".

Fuera de las particularidades de los aspirantes a la minigubernatura, aseguró, estos factores pesan sobremanera en estos comicios, "todos tienen las cola larga pero el ciudadano tomará una decisión al respecto".

Triquiñuelas del tricolor

Inquirido sobre las estrategias de campaña, donde sobresale que Héctor Yunes se desmarca del color rojo para evitar su nexo tanto con tricolor como del gobierno, además de presentarse como "Héctor" para eludir el lazo con su primo Miguel Ángel, Vela Martínez opina que es un natural rechazo al vínculo con la gestión estatal. "Esto le perjudica mucho a Héctor, trata de despegarse del gobernador, porque en las encuestas estatales que apliqué, con 97 por ciento de confianza y posible cuatro por ciento de margen de error, el presidente Enrique Peña Nieto saca 4.7 de calificación en aprobación y Javier Duarte 4.1".

Precisa que estos datos levantados en dos encuestas, la última en noviembre, coinciden con la desaprobación de la ciudadanía al mandatario, por lo que se busca a toda costa desligar al Héctor del gobernador, de modo que el logo del PRI aparece en los espectaculares muy pequeño.

Añadió que se confía en que la gente olvide que Yunes Landa fue secretario de Gobierno y secretario particular del ex gobernador Fidel Herrera, de tal suerte que apuestan por vender al candidato.

De igual manera, consultado sobre el planteamiento de que José Yunes Zorrilla está financiando ambas campañas para asegurar su mandato empatado a la elección presidencial, señalamiento que trascendió en columnas periodísticas, Vela Martínez indica que no se descarta pero, "sería aventurado decir que Pepe Yunes juega por las dos líneas, Pepe es un animal político, en un escenario como este hubiera sido el mejor candidato".

Ante la inacción del gobierno federal y el bloqueo en el Congreso local del juicio político contra Javier Duarte, consideró que podría ser parte de una estrategia nacional del PRI; reparó en que cabe la posibilidad de que el tricolor admita su derrota en Veracruz ante el PAN-PRD para que ocurra una catarsis política frente al hartazgo en el estado, cuyas consecuencias incluso prevén encarcelar al actual mandatario.

De esta manera el PRI resurgiría revitalizado, en lo que se desahoga una revancha lenta para recuperase. "El hecho de que el presidente de la República desojara muy lenta la margarita –metaforizó– habla de cierta inquietud por dejar que el pueblo tome la venganza para que sea una válvula de escape y entonces el PRI se pueda reposicionar en dos años".

La negociación de cúpulas, planteó, es que si gana Yunes Linares definitivamente Duarte va a parar a la cárcel pero evidentemente el dinero no se recuperará. Enviar a Duarte de Ochoa a prisión se asemejaría a lo que acaecido con Dante Delgado Rannauro, que si bien era gobernador interino y no constitucional, como el mandatario actual en Veracruz, su estancia en el presidio podría durar sólo unos años.

Finalmente, Rafael Vela, hizo un llamado a población a votar como contraveneno para el fraude, "ciertamente hay una ventaja para la alianza PAN-PRD pero no está nada decidido, en estos dos meses podría cambiar"; añadió que, pese al papel que ha desempeñado hasta ahora el OPLE, espera que "juegue limpio" puesto que difícilmente habrá cambios significativos para Veracruz en este periodo bianual.

"Será en realidad un gobierno de 13 meses y luego veda por las subsecuentes elecciones, así como está Veracruz y luego de la aprobación de Ley de Disciplina Financiera no se podrá contratar deuda para pagar deuda, no va a haber dinero para quien gane, en lugar de hacer un plan veracruzano lo que deben de hacer es un inventario de acciones estratégicas para revitalizar Veracruz", remató.