Política

Denuncia director del OCC campaña de desprestigio y amenazas de muerte

abril 06, 2016

Coatzacoalcos, Ver.- En los primeros tres días de campaña electoral para renovar a los poderes Ejecutivo y Legislativo en la entidad, la guerra de lodo ya se empezó a ver, en una campaña de propaganda inusual, circularon fotos íntimas del director del Observatorio Ciudadano de Coatzacoalcos AC (OCC), Luis Fajardo Vázquez, quien participó con el aporte de cifras sobre la inseguridad, ejecuciones y secuestros en el foro realizado por el candidato de la alianza PAN-PRD, Miguel Ángel Yunes Linares, y el presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, Roberto Gil Zuarth. El director de este organismo ciudadano responsabilizó al candidato del PRI, Héctor Yunes, y a funcionarios estatales por esta campaña de desprestigio.

Desde las primeras horas del día, por las avenidas de Coatzacoalcos se entregaron volantes con la imagen del director del Observatorio Ciudadano de manera íntima con una mujer; estas fotos fueron enviadas a los principales medios en discos compactos y por correo electrónico.

Las fotos fueron tomadas en el hotel de cinco estrellas llamado Terranova, propiedad de la familia Osorio, ligada al coordinador de campaña de Héctor Yunes en el sur, Marcelo Montiel Montiel. Luis Fajardo, director la asociación, ha documentado antes la violencia en la zona sur y ha demostrado que la Fiscalía General del Estado (FGE) y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) no han realizado su trabajo de manera efectiva.

Pero lo que detonó el encono de sus detractores fue su presencia en el foro de seguridad realizado por el Partido Acción Nacional (PAN), donde señaló la situación grave que enfrenta el estado de Veracruz y en especial el sur de Veracruz, donde se concentran 50 por ciento de los secuestros que se cometen en la entidad.

Fajardo Vázquez detallo que, en los primeros meses del año, la región que va desde Acayucan hasta Las Choapas, ha sobrepasado la media nacional en materia de homicidios, esto es, 17 por cada 100 mil habitantes y a nivel estatal hay 21 por cada 100 mil habitantes, lo que representa una media del 40 por ciento.

Uno de los datos que más alarmó y despertó indignación entre los presentes es que la Fiscalía maquilla los informes sobre violencia, tanto en secuestros como en homicidios dolosos y agresiones sexuales. Sobre la divulgación de información personal de Fajardo, el candidato panista Miguel Ángel Yunes aseguró que es una muestra que desde el gobierno se va a atacar a la sociedad civil que se reúna con ellos, con el fin de inhibir el apoyo a una propuesta diferente al PRI.

"Quieren hacer desistir a las personas a denunciar lo que está pasando, desistir a que participen que es algo elemental que es la denuncia pública, quieren una sociedad conformista, una sociedad agachona, que no proteste y que no se exprese".

En un comunicado, el director del Observatorio Ciudadano responsabilizó a funcionarios de seguridad y al candidato del PRI, Héctor Yunes Landa, por esta campaña de desprestigio que sufrió e indicó que teme por su seguridad: "desde la perspectiva de la sociedad civil, recientemente señalé la gravedad en materia de secuestros que vive nuestro estado y particularmente el sur, esto sin dejar de ver el gran número de homicidios dolosos, cifras que a pesar de que la autoridad hace lo imposible por ocultar están a la vista de todos los ciudadanos".

Expuso que los señalamientos contra él hacen referencia a situaciones que nada tienen que ver con su actuar profesional, sino con su vida privada y denunció que en los últimos meses ha recibido amenazas por diferentes vías. "Hago responsables a Javier Duarte de Ochoa, Arturo Bermúdez Zurita, Luis Ángel Bravo Contreras, José Nabor Nava Olguín, Federico Rivas Valdés y a los integrantes del equipo de trabajo de Héctor Yunes Landa, quien aspira a gobernar Veracruz, y que se ha rodeado de personas que han trabajado para la actual administración estatal, de cualquier daño a mi vida y a la integridad de mi persona y de mi familia".

Aseguró que el acto de intimidación no impedirá que siga haciendo su trabajo y señalando los puntos en los que fallan las dependencias.