Sociedad y Justicia

Frena actividad personal de intendencia en hospital de Río Blanco por deuda de la SS

abril 06, 2016

Orizaba, Ver.- El endeudamiento que la Secretaría de Salud (SS) del estado mantiene con las empresas privadas encargadas de la limpieza en clínicas y hospitales de la dependencia no sólo provocó la suspensión del servicio de intendencia, sino que además complica mantener las condiciones de higiene en todas las áreas, incluidas las de hospitalización, terapia intensiva y quirófanos; los programas de atención a pacientes con VIH y niños con cáncer también son afectados.

Esta vez los trabajadores de la compañía Seglim ya no tuvieron paciencia y decidieron iniciar un paro de brazos caídos hasta que se les cubran los salarios pendientes, "el problema es que el gobierno del estado tampoco ha liquidado el adeudo que tiene con la empresa, todo se encadena y los más afectados, además de los mismos trabajadores, son los pacientes".

Familiares de internos en el Hospital Regional de Río Blanco confirmaron que este martes el servicio de intendencia dejó de trabajar y el problema de sanidad se complica, "a tal grado que los mismos familiares tenemos que lavar los cómodos para que los pacientes hagan del baño", relató María Elena Martínez, cuyo esposo se encuentra hospitalizado desde la semana pasada.

El problema también se refleja en la limpieza en los sanitarios del nosocomio, "están sucios –desde este martes– porque los empleados ya no quieren trabajar", reafirmó; en tanto los empleados de la empresa que accedieron hablar sin proporcionar sus nombres, confirmaron el paro de brazos caídos, pero además culparon al gobierno del estado por no pagar a tiempo el contrato que tiene con la empresa y con ello se complica el desembolso de honorarios para ellos.

En este sentido el servicio de limpieza, al menos en el Hospital Regional, se suspendió desde el lunes por la noche, pero por la demanda que se tiene el nosocomio, a la tarde de este martes, el problema ya se había complicado de forma considerable, incluso el propio jefe de la Jurisdicción Sanitaria (JS) VII, Ulises Núñez, reconoció el conflicto, pero dijo que es la misma Secretaría de Salud la que deberá resolverlo aunque no descartó que se contrate a personal externo para realizarlas labores de limpieza en general.

"Lo que sabemos es que se trata de una empresa privada que tiene un convenio con la Secretaría de Salud; el problema sí complica mantener la limpieza en áreas de importancia y más tratándose de un hospital que debe estar garantizado al 100 por ciento las condiciones de higiene que debe ser una prioridad".

La situación igual afecta a otras dependencias de la SS que se encuentran en los centros y clínicas que existen en la JS; en tanto y hasta este martes, las áreas más sensibles para la atención médica permanecían sin la higiene necesaria y el mismo personal del hospital regional corroboró que en los quirófanos, terapia intensiva, así como en la atención a pacientes con VIH, niños con cáncer y las mismas oficinas administrativas no habían sino aseadas debido a la falta de personal de intendencia.